jueves, 6 de junio de 2013

Koraj - pollo a la sal

Esta semana comenzamos leyendo la confabulación de Koraj con Dathan y Abiram contra el liderazgo de Moshé y Arón.
El comentario en el Sidur Etz Hayim nos ayuda a entender este episodio de intrigas. La Mishná describe la controversia ilegítima (aquella que busca poder o ganacia personal, a diferencia de la que busca un bien superior) comparandola con "la disputa de Koraj y sus seguidores" [Avot 5:17]. Según el Rav Zvi Hirsh Kalischer, estaban unidos solo por su oposición a Moshe y Aron. Como muchos demagogos, se definían por lo que estaban en contra, y no por la visión de aquello que creen y representan.

Yashayahu Leibowitz interpreta las palabras de la Tora (varios capítulos más adelante 26:11) "los hijos de Koraj ... no murieron" significando que existe gente como esta en cada generación. Por eso debemos esforzarnos y seguir generando y realizando milagros en el día día. 

En la continuación de esta lectura, Koraj es castigado, no por rebelarse contra el liderazgo, sino por desafiar la autoridad y sabiduría de la Tora; y luego encontramos una descripción de los derechos de los sacerdotes y sus ofrendas. Casi al final leemos:
"alianza perpetua como la de la sal será para siempre ante el Eterno" (Números/Bamidbar 18:19)

En la antiguedad la sal era la mejor forma para conservar la comida contra el deterioro y por lo tanto era un símbolo de algo permanente e incorruptible.  Los pactos se sellaban con sal, una práctica que contínua hasta el día de hoy en las comunidades árabes.  La sal siempre fue abundante en Israel gracias al Mar Muerto (llamado en hebreo el “Mar de la Sal”). Se usaba en los sacrificios del templo, como protección contra el mal en rituales de matrimonio, nacimiento y fallecimiento.

Hoy en día sigue siendo una parte importante de nuestros rituales:  para retirar la sangre de la carne Kasher, como símbolo de las lágrimas de los esclavos en la mesa del Séder, junto a la jalá en la mesa de Shabat y festividades, en el nuevo hogar como símbolo de permanencia y bendiciones.


¡Y la encontramos en la sal de la vida!

Hace un año:  Kugel de Coliflor con Almendras - varas que florecen, brotan y dan almendras
Hace dos años:  Mermelada de Frutilla  en tachos de cobre



Pollo a la sal con verduras

Esta forma de preparar el pollo es muy práctica porque la sal absorbe toda la grasa del pollo.  La sal gruesa no penetra en la carne del pollo por lo que no queda para nada salado.

 Calentar el horno a 250°C
  
En una asadera de horno poner
1 kg sal gruesa.

  
Lavar y limpiar un pollo entero, poner en la cavidad

El tomillo también se puede poner abajo de la piel de la pechuga

1 limón en cuartos
1 manzana en cuartos
1 rama de tomillo

Poner el pollo en la asadera sobre la sal.


Alrededor del pollo poner
2 papas enteras con cáscara
2 boniatos enteros con cáscara o
gajos de zapallo



Hornear 45 - 60 minutos hasta que el pollo esté dorado y las verduras cocidas..


1 comentario: