miércoles, 27 de febrero de 2013

Ki Tisa - Medialunas doradas

Poco después de la revelación en el Sinaí (y mientras el pueblo espera que Moshé descienda del Monte) los Hijos de Israel se descarrilan y cometen un acto prohibido de idolatría:
Y les dijo Aarón «Quitad los anillos de oro que hay en las orejas de vuestras mujeres, hijos e hijas, y traédmelos». Todo el pueblo se quitó los anillos de oro que tenían en las orejas, y se los llevó a Aarón. Y él los tomó de sus manos y los fundió en un molde, e hizo un becerro de fundición; y ellos dijeron: ¡éstos son tus dioses, oh Israel, que te hicieron subir de la tierra de Egipto! (Shemot/Éxodo 32: 2-4)
Según la mayoría de los intérpretes, el texto da a entender que las mujeres no entregaron su oro; este les fue quitado.  El Midrash Tanhuma explica que las mujeres tenian mayor respeto hacia los mandamientos que prohiben la idolatría, que el respeto que les tenían los hombres.Y seguramente también tenían más paciencia para esperar a que Moshé bajara del Monte Sinai! En reconocimiento a su fé se les otorga a las mujeres el festival de Rosh Jodesh: la Luna Nueva que marca el comienzo de cada mes.

Bonna Devora Haberman del Consejo Internacional Mujeres Judías  comenta  que estas mujeres que se negaron a entregar su oro para crear un ídolo, eligieron una forma de activismo personal para tratar de impedir acciones negativas.

wow-35
Nuestras mujeres siguen usando estrategias parecidas para contribuir a una sociedad más
igualitaria. Un ejemplo es Anat Hoffman y el grupo de Women of the Wall, quienes durante los últimos meses se presentan cada Rosh Jodesh en el Kotel para lograr el reconocimiento social y legal del derecho de las mujeres a usar talit, rezar y leer de la Torá en el Kotel (Muro de los Lamentos). Mes a mes, las mujeres del Kotel han sido arrestadas y expulsadas.


Una estrategia diferente ha tomado Dr. Ruth Calderón, nuevo miembro de la Knesset por el partido Iesh Atid, fundadora de un Beit Midrash igualitario y Alma un instituto de estudios judaicos pluralista.

Ruth Calderón usó su discurso inaugural en la Knesset para dar una clase de Talmud y transmitir su deseo de mutuo entendimiento y respeto. Video en hebreo con subtítulos en inglés


 

Cada Rosh Jodesh, con la luna nueva de cada inicio de mes, celebramos el festival de la mujer. Y qué mejor que celebrarlo con una receta de medialunas caseras?


Hace un año: Jalá de Jerusalem


Medialunas saladas de Sarita

Esta receta me la dió una señora uruguaya (Sarita) que vivía en Haifa. La tía Sarita, fue la metapelet que cuidadaba con mucho amor a Dan y luego a Iael mientras nosotros estudiabamos en el Technion. Cuando festejabamos cumpleaños siempre traía estas medialunas que le quedaban riquisimas.

Mezclar en un procesador de a pulsos un par de veces (no es necesario que quede una masa homogénea)2 tazas harina
2 cucharitas polvo de hornear
200 gr manteca bien fría en cubos chicos
250 gr queso blanco
½ cucharita sal

Poner en un bols tapado y dejar reposar en la heladera por lo menos una hora (puede ser de un día para otro).

Dividir la masa en 8 bolitas. Estirar cada bolita en un círculo sobre una mesada enharinada y cortar cada círculo en 8 triángulos. 

De cada triángulo armar una medialuna: arrollar cada triángulo desde la parte más ancha y doblar para formar una medialiuna.


Pintar1 huevo batido
EspolvorearSemillas de sésamo

Hornear en horno 200oC 15 minutos.

jueves, 21 de febrero de 2013

Tetzave - aromas y colores

Parashá Tetzavé incluye una larga descripción del Mishkan (el Tabernáculo) y las prendas rituales de los Kohanim (los sacerdotes) con todo el detalle de sus colores (tejido de lana azul celeste, y púrpura, y carmesí) que se repite varias veces.

El final de este texto, nos introduce al altar donde se quema el incienso:
"Y Aarón quemará sobre él [mishkan] incienso de especias; todas las mañanas, cuando prepare las lámparas, lo quemará." (Shemot/Éxodo 30:7)
¿Cuál es el propósito de quemar incienso?  Desde una aproximación práctica es para contrarestar los malos olores de los otros sacrificios.  Pero el Rabino Avi Weinstein nos sugiere una especie de aromaterapía. El incienso está presente como un recordatorio agradable, y como inspiración para elevar nuestro espíritu.

Esta asociación nos recuerda las especies aromáticas que aspiramos al finalizar cada sábado con la ceremonia de Havdalá. El aroma agradable nos ayuda a mitigar la melancolía que sentimos al finalizar el Shabat y nos acompañará durante toda una semana hasta que llegue el siguiente. Esta semana compartiremos la ceremonia de Havdalá con nuestra querida Laila y todos los amigos que la acompañan desde Brasil, Israel, USA y el mundo.

La receta de esta semana incluye varias especies aromáticas: limón, cardamomo y azafrán. El cardamomo y el azafrán son de las especies más aromáticas que hay.  El azafrán es también fuente de un hermoso color amarillo. Combinados con las peras, resultan en un postre aromático y brillante, que nos recuerda las coloridas ropas de los Kohanim.

Peras con cardamomo y azafrán

Adaptado de “Jerusalem” por Yotam Ottolenghi y Sami Tamimi 

10 porciones


En una olla grande llevar a hervor revolviendo
750 ml vino blanco
Jugo de 1 limón (3 cucharadas) colado
1 taza (200 gr) azúcar
30 vainas de cardamomo aplastadas (para que se abran y dejen salir las semillas)
1 cucharita de hebras de azafrán
Pizca de sal

Agregar al almíbar
10 peras peladas y sin semillas (se sacan las semillas con un cortador de bolitas a través de la base).
Usar peras chicas y firmes.
Mientras se pelan las peras poner en agua con limón para evitar que se oscurezcan.

Cocinar tapadas a fuego bajo hasta que estén blandas, pero no desechas, de 15 a 40 minutos (probar con la punta de un cuchillo).
Cada tanto (10 minutos) dar vuelta las peras para que se cocinen parejas.
Si alguna está pronta antes, sacarla del almíbar para que no deshaga.

Cuando las peras están prontas retirarlas a una fuente.
Sobre fuego fuerte reducir el almíbar hasta que espese.
Volcar el almíbar sobre las peras y dejar enfriar.
Servir a temperatura ambiente acompañado de helado de vainilla.



jueves, 7 de febrero de 2013

Mishpatim - comer: una experiencia religiosa?

La lectura de esta semana comienza con una cantidad de reglas y leyes que forman parte del sistema legal hebreo. Hasta este momento veníamos leyendo narrativa, pero a partir de esta lectura encontramos leyes y reglas. Pero en la parte final de esta parashá, encontramos una descripción más de la revelación:
"Y subió Moisés con Aarón, Nadav y Avihú, y setenta de los ancianos de Israel; y vieron al Dios de Israel, ... ,como a los cielos puros. Y no levantó su mano contra los hijos de Israel, quienes contemplaron la gloria de Dios y comieron y bebieron."(Shemot / Éxodo 24:9-11)


El jumash Etz Haim comenta: ¿qué quiere decir este texto? ¿a qué se refiere cuando dice “y vieron” y “comieron y bebieron”? El Talmud elige no tomar literalmente este texto y explica que hay situaciones en las cuales trascendemos y nos olvidamos de comer y beber.  Pero quizás el mensaje es que no debemos menospreciar la experiencia material en este mundo al buscar la presencia divina. Podemos encontrar espiritualidad tanto bebiendo y comiendo, como rezando.

Menudo sponsor conseguimos para Matkon Hashavua: las fuentes respaldan el hecho que la cocina es una experiencia religiosa!!



Este viernes comienza la semana "Descubrí Montevideo Gastronómico "en el marco de Montevideo Capital Iberoamericana de la Cultura 2013. Así elegimos una receta criolla con pescado fresco de nuestro Río de la Plata.

 Hace un año: Quesitos de espinaca - leche que nutre
Chupín en Le Creuset

Chupín de pescado

La receta tradicional del chupín de pescado criollo lleva galleta marinera. Yo lo sustituyo por papas en rodajas que me parece le quedan muy bien. 

En un olla de fondo grueso calentar
3 cucharadas aceite oliva virgen extra

Agregar en capas, a medida que se van preparando
2 cebollas en rodajas finas
3 puerros en rodajas finas
1 morrón rojo en rodajas finas
1 kg tomate bien maduro en cuartos
4 dientes de ajo picados
2 cucharads apio picado
½ taza perejil picado
Sal
Pimienta

Poner sobre las verduras
1 kg de pescado (corvina o similar) en postas
(equivale a 2 kg de pescado entero con cabeza)

Agregar
1 taza vino blanco

Cubrir
3 -4 papas en rodajas finas (no es necesario pelar)

Llevar a hervor y cocinar tapado sobre fuego bajo 45 minutos.
Servir en platos hondos acompañado de un buen pan (y buen vino).