miércoles, 24 de diciembre de 2014

Vaigash - zapallitos con ricota


En la parashá de la semana pasada leimos como Iaacov envía cosas ricas desde Canaán a Egipto. Y esta semana es Iosef quien envía carretas llenas de comida desde Egipto a Canaán:
Y a su padre envió lo siguiente: diez asnos cargados de lo mejor de Egipto, y diez asnas cargadas de trigo y pan y otros alimentos para su padre en el camino. (Bereshit / Génesis 45:23)
La semana pasada teníamos los ingredientes de la receta bien detallados, pero esta semana tenemos que usar nuestra imaginación. ¿Qué había en esas carretas?  ¿Qué son esos alimentos? Más adelante el texto bíblico nos da una pista cuando los israelitas, ya en el desierto, rememoran la comida que tenían en Egipto (Bamidbar / Números 11:5-6). Uno de ellos son los kishuim קישואים   palabra que en hebreo moderno se usa para designar a los zapallitos o zucchinis.

En la cena de shabat de esta semana hicimos unos zapallitos rellenos de ricota y verduras.  El comentario de la comensal vegetariana fue "tienen pinta de revista", así que nos parece que vale la pena compartir la receta.


Comentarios y recetas de años anteriores:
Galletas crocantes de semillas  - hermanos bien unidos
Triángulos de espinaca y queso de cabra - ganaderos o pastores de ganado?
Chips de pan de pita con hierbas - no pelearse en el camino




Zapallitos rellenos de ricota

4 – 6 porciones

Calentar el horno a 180ºC

Lavar bien para sacar la tierra, cortar al medio y ahuecar los zapallitos usando una cucharita (puede ser una cucharita de hacer bolitas). 
Cuidar de no romper la cáscara.
Reservar la pulpa.
  • 6 zapallitos de tronco (o zucchinis)


Poner las cáscaras de los zapallitos en una fuente de vidrio. Tapar y cocinar en el microondas 6 minutos.
O también se pueden cocinar en agua hirviendo por 1 minuto.
Retirar las cáscaras de los zapallitos y enfriar dados vuelta.

Relleno:
Picar en el procesador y reservar
  • La pulpa de los zapallitos (y si se rompió alguno la cáscara)


Saltear en una sartén grande
  • 1 cebolla blanca o 2 cebollas de verdeo picadas
  • 2 cucharadas aceite oliva

Agregar
  • La pulpa de los zapallitos picada

Cocinar a fuego fuerte y destapado  5 – 10 minutos hasta que la verdura esté cocida y se haya consumido el líquido de los zapallitos.
Agregar y mezclar bien
  • 3 huevos batidos
  • ½ taza perejil picado
  • ½ taza queso dambo, fontina o gouda rallado
  • 1 taza ricota firme rallada gruesa
  • 1 taza de acelga cocida picada (se puede sustituir por espinaca o hojas de remolacha)
  • Pimienta


Poner las cáscaras de los zapallitos ya pre-cocidas en una fuente de horno y rellenar los zapallitos con esta mezcla.  Poner una buena cantidad en cada uno. El relleno deber ser una mezcla firme que mantiene su forma y así permite poner bastante en cada zapallito.

Espolvorear con
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado


Hornear en horno fuerte (180ºC) 20 – 25 minutos, hasta dorar.
Se pueden servir calientes o tibios.
Se pueden hacer con anticipación y re-calentar antes de servir.


jueves, 18 de diciembre de 2014

Miketz - postre helado con pistachos

Esta semana leemos el segundo relato de la historia de Iosef quien, luego de interpretar exitosamente los sueños del Faraón, pasa a ser un personaje importante en el reino de Egipto. A Iosef le va bien en su nueva tierra.  En época de hambruna en Canaán, sus hermanos (que años atrás lo vendieron a mercaderes) viajan a Egipto en busca de comida. Hacen un primer viaje donde reciben alimentos de Iosef y luego, al recrudecer la hambruna, no tienen otra opción que volver Egipto.
"Y les dijo Israel, su padre: Ya que ha de ser así, haced esto: tomad de lo mejor del país en vuestras vasijas, y llevad al hombre un presente: un poco de bálsamo y un poco de miel, cera y mirra, pistachos [botnim] y almendras" (Bereshit / Génesis 43:11)
Todos estos productos eran comunes en la tierra de Israel, pero raros en Egipto. 
El pistacho es originario de Persia y muy usado en la cocina del Medio Oriente. Es uno de los pocos frutos secos que se mencionan por su nombre (botnim) en la biblia. En el hebreo moderno se usa “botnim” para designar a los maníes (originarios de América del Sur y que, por lo tanto, no son “bíblicos”) y la palabra árabe  فستق  “fistuquim” para los pistachos.

Como muchas veces en la vida, las cosas van y vienen. Israel envía “botnim” a Egipto y ahora recibimos “fistuquim” de nuestros hermanos árabes.
Postre decorado con menta de la huerta de Alicia


Comentarios y recetas de años anteriores:
Ensalada verde con pistachos


Postre helado de pistachos y frutos secos
 Adaptado de Double Portion. Los pistachos que usé ya venían tostados y salados, y un toque de sal queda muy bueno. Los frutos secos se pueden sustituir por lo que tengan a mano o más les guste. A la receta original le agregué dátiles ya que la miel en la época bíblica se hacía de los dátiles. 

En una olla chica mezclar:
  • ¼ taza agua
  • ¼ taza azúcar
  • 3 cucharadas de miel

Llevar a hervor y hervir por un minuto.

En un bols, batir hasta que estén espumosas:
  • 2 claras

Agregar a las claras el almíbar caliente, de a poco, y siempre batiendo.  
Batir por 4 minutos hasta formar un merengue bien firme.

Incorporar al merengue
  • ½ taza almendras fileteadas o picadas tostadas
  • ½ taza pistachos picados tostados
  • ¼ taza dátiles picados

 En el bols donde batimos el merengue, batir hasta que formen picos suaves (medio punto chantilly)
  • 1 taza crema doble

Incorporar la crema batida al merengue con los frutos secos.

Poner en una budinera y llevar al congelador por lo menos 4 horas.


jueves, 11 de diciembre de 2014

Vaieshev - ensalada israelí en bendita memoria de Gil Marks





La parashá de esta semana, Vaieshev, relata los múltiples sueños de Iosef. Primero en la casa de sus padres y luego en el cautiverio de Egipto, encontrando significado e inspiración en cada uno de ellos.

Esta semana falleció Gil Marks, rabino, historiador y chef. Lo conocimos a través de su maravillosa Enciclopedia de Comida Judía (Encyclopedia of Jewish Food) y su libro de cocina Olive Trees and Honey.  La enciclopedia nos acompaña cada vez que tenemos alguna pregunta sobre las recetas y los comentarios que ponemos en el blog cada semana.  Como comenta el Rabino Meir Soloveichik Gil Marks fue no sólo un excelente chef sino también un estudioso de los textos bíblicos que sabía que no es posible comprender al judaísmo sin estudiar la comida judía.


Varias de las recetas y las enseñanzas de Gil Marks ya están en el blog:
Gil Marks no solo nos ha regalado recetas sino que, al igual que Iosef, nos acompaña cada vez que buscamos significado e inspiración en recetas, como si fueran sueños con aromas, sabores y texturas sagradas.
 Esta semana agregamos una receta más en su honor y bendita memoria.


Recordando a Gil Marks (artículo en el Tablet) y lo pueden escuchar en este podcast.

En español, artículo en TuMeser.








Comentarios y recetas anteriores sobre esta parashá:
  1. Ensalada de berenjena de Iael - los hermanos sean unidos
  2. Bouef bourguignon kasher - del copero del Faraón
  3. Jalá de chocolate - primeros panaderos egipcios





Ensalada israelí de Gil Marks
Esta ensalada varía en sus ingredientes de lugar en lugar. Cada comunidad judía en el Medio Oriente tiene su versión.  Lo característico de esta ensalada es que todos los ingredientes se tienen que cortar en cubos bien chiquitos (0.5 cm) – todos del mismo tamaño. Yo no tengo tanta paciencia y entonces me queda con cubitos más grandes - es la versión de Punta Gorda.

Cortar en cubos bien chicos
  • 2 pepinos
  • 4 tomates
  • 4 cebollas de verdeo

Mezclar con
  • ¼ taza aceite oliva virgen extra
  • Jugo de medio limón
  • 3 cucharadas de perejil picado, orégano, o za’atar
  • Sal y pimenta


Servir en seguida para que las verduras queden crocantes y los tomates no pierdan su sabor.


jueves, 4 de diciembre de 2014

Vaishlaj - carne al vino tinto

La lectura de esta semana es difícil y conflictiva: incluye imágenes violentas (peleas, luchas, violación, venganzas). Pero, si resistimos la lectura casi hasta el final de la parashá, nos encontramos con una imagen de sanación: los dos hermanos que pelearon, lucharon y se robaron, están juntos en el entierro de su padre:
"Y expiró Isaac y murió, y fue reunido con su pueblo, viejo y harto de días; y lo sepultaron sus hijos Esaú y Jacob."  (Bereshit / Génesis 35:29)
Cuando muere un ser querido, podemos encontrar diversas formas de honrar, homenajear y mantener presente su memoria en nuestras vidas. Una de ellas es recordar las comidas compartidas en momentos de alegría y celebración. A Isaac le gustaba mucho la carne que cazaba y preparaba Esav. No parece muy difícil imaginar a los hermanos, reunidos alrededor de una mesa, homenajeando a su padre Isaac con un buen plato de carne.



Comentarios y recetas de años anteriores:
Ensalada de zanahoria marroquí - de Bosmat
Cazuela de carne - reglas de kashrut


Carne al vino tinto con chauchas
Esta receta incluye las chauchas de la canasta orgánica de la semana pasada que todavía no habíamos usado, junto con ingredientes que siempre tenemos en casa: cebollas, ajo, vino tinto y pimentón ahumado. No da mucho trabajo, se puede re-calentar y congelar.

4 porciones

Calentar bien una olla de hierro o de fondo grueso y agregar
  • 3 cucharadas aceite oliva virgen extra

Dorar (no poner muchos cubos de carne al mismo tiempo para evitar que baje la temperatura de la olla y la carne quede hervida en lugar de dorada – hacerlo en varias veces)
  • 1 kg de pulpa de carne cortada en cubos de 5 cm 

Retirar y reservar en una fuente.
En la misma olla dorar
  • 1 cebolla picada chico

Agregar
  • 1 taza de vino tinto

Llevar a hervor y revolver bien con cuchara de madera
Agregar
  • 2 dientes de ajo picados
  • 4 tomates pelados y cortados en cubos (o 1 lata de tomates)
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharitas de pimentón dulce ahumado
  • 1 hoja de laurel
  • 500 gr chauchas verdes en trozos de 5 cm
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Llevar a hervor y cocinar tapado a fuego bajo hasta que la carne esté bien tierna (2 – 3 horas, dependiendo del corte de carne que se haya usado).
Servir acompañado de arroz, papas, couscous, quinoa o pasta espolvoreado con 
  • Perejil picado