martes, 31 de marzo de 2015

¿y ahora qué comemos? Alimentos sin TACC en Pesaj | Uriel Romano

Llega Pésaj y con tantas restricciones nos preguntamos ¿y ahora qué comemos? el blog de Uriel Romano nos ayuda:  Alimentos sin TACC en Pesaj | Uriel Romano

ideas de cosas para hacer en el seder en la Hagadá Latina

y si precisan ideas de cosas chocolatosas para hacer, vean las recetas del Taller de Chocolate que hicimos en la NCI el año pasado con TODAS recetas que se pueden hacer en Pésaj:

Torta de chocolate rosada (con ingredientes sorpresa)

Crocante de chocolate (que se puede hacer sobre matzá para una matzá con chocolate casera espectacular)

Cráter de chocolate (postre delicioso)

Salsa de chocolate para helado

Las recetas están aquí - la única precaución es usar ingredientes sin TACC.

¡Jag sameaj!

jueves, 26 de marzo de 2015

Tzav - liquidando el jametz - milanesas con hierbas

El libro de Vaikra / Levítico incluye todas las instrucciones para los Cohanim / sacerdotes, incluyendo cómo, cuando y quién se tenía que ocupar de sacar la basura:
Y el sacerdote .....  y sacará la ceniza fuera del campamento, a un lugar puro (Vaikra / Levítico 6:3-4)
Estos son días de preparación para la festividad de Pésaj, que incluye una limpieza profunda (de primavera para los que están en el norte) de toda la casa. Limpieza que tradicionalmente la hacen las mujeres de la casa.  Pero como vemos en el texto de esta semana, si los sacerdotes podían sacar la basura, todos los miembros de la casa pueden participar en la limpieza de Pésaj, ¡Así que manos a la obra!

Entre las cosas que tenemos que deshacernos es de todos los restos de pan que tenemos guardados por ahí. Son buenísimos para hacer pan rallado casero y usarlo en unas milanesas crocantes.

Más ideas de comidas y recetas para hacer en Pésaj aquí.

Comentarios y recetas de años anteriores:
Almendras tostadas especiadas - con buen aroma
Chips de tortillas - dando gracias a los amigos
milanesas de pollo



Milanesas con hierbas al horno
Inspiradas en las milanesas del campo hechas con pan rallado casero de galleta de campaña.

4 porciones


Calentar el horno a 250°C

Carne para las milanesas:
8 milanesas de carne tierna, pollo, pavo, o filetes de pescado.
Batir
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de agua

Agregar y mezclar con el huevo
  • Pimienta negra molida a gusto
  • ½ taza de hierbas frescas picadas chicas (perejil, tomillo, orégano, salvia y/o albahaca)
  • 2 dientes ajo picados

Para armar las milanesas:
  • Poner 1 taza de pan rallado casero (ver como se hace al final) en un plato y tener a mano 1 taza más de pan rallado.
  • Con un tenedor, pasar las milanesas por la mezcla de huevo.
  • Escurrir bien
  • Poner las milanesas escurridas en el plato con el pan rallado, cubrir con más pan rallado y aplastar para que se pegue el pan a la milanesa.

Poner sobre una asadera de horno aceitada.
Rociar con aceite de olive virgen extra.
Hornear por 15 – 20 minutos hasta que estén bien doradas.
Pan rallado casero
bolsa de tela con mis restos de pan
En una bolsa de tela ir juntando todos los restos de pan de la casa (puntas de baguette/flauta, jalá, pan en rebanadas, galletas saladas, etc). 

Lo ideal es que sea una mezcla de diferentes tipos de pan, con harina integral, de centeno, con semillas, etc. Para cumplir con las leyes de kashrut y luego poder usarlo con carne, usar panes que no tengan ingredientes lácteos (leche, manteca).


Dejar secando los trozos de pan en la bolsa de tela en un lugar aireado, fuera de la heladera.  El pan se va secando a medida que pasan los días.





Para rallar el pan:
Tomar el pan ya seco, romperlo en pedazos medianos y usar una procesadora para lograr migas de pan más o menos finas.  También se puede poner en una bolsa tipo Zyploc y aplastar con un palote o botella de vidrio.


















Para las milanesas conviene que sea un pan rallado medio grueso lo que hace que las milanesas queden más crocantes.


Guardar en un frasco tapado hasta el momento de usar.


jueves, 12 de marzo de 2015

Vaiakel - cocido Montevideano

La parashá de esta semana comienza con el pueblo reunido nuevamente en el Monte Sinai, donde Moisés habla al pueblo:
"No encenderéis fuego en todas vuestras moradas en el día del sábado." (Éxodo / Shemot 35:3)
Este texto es la fuente en que se basaron los Saduceos (Siglo I EC) y Karaitas (Siglo IX EC) para la prohibición de encender fuego en Shabat y su uso para iluminar o cocinar. Ellos observaban el Shabat a oscuras, transformándolo en un día de abstinencia, sin lámparas ni comida caliente. Pero los Rabinos, por el contrario, estaban totalmente en desacuerdo. Transformaron el Shabat de un día de cosas prohibidas, a un día de placer que incluye disfrutar de una buena comida caliente y el encendido de las velas de Shabat en los hogares para iluminar la mesa y permitir interactuar y conversar.

Pero claro, con una advertencia: se puede hacer uso de los beneficios del fuego en shabat, pero ¡no encender fuego durante shabat! En épocas donde para tener comida caliente se necesitaba encender fuego  fue donde la creatividad culinaria desarrolló el "cholent" - del francés: "chaud - caliente" y "lent - lento".  Una comida de olla con carne, verduras, y legumbres que se cocina a fuego muy bajo por largo tiempo. Esto permite prepararla antes que comience el Shabat y que mantega su calor hasta el momento de servir (sobre el uso de la electricidad en shabat ver la responsa de la Asamblea Rabínica).

Comidas similares son la adafina, el hamin, el scholet o el cocido español. Cada uno usa carnes y verduras de acuerdo al lugar, pero el principio es el mismo: capas de verduras, carnes/gallina, condimentos y legumbres que con el efecto de una cocción muy larga (6 - 12 horas) se transforman en un plato delicioso. La ventaja de esta comida es que los ingredientes pueden variar mucho dependiendo de la disponibilidad, el tamaño de la olla, etc.  Lo único que se necesita es paciencia para una larga cocción.  La receta que nos inspiró es una combinación de cholent, cocido y cassoulet y lleva panceta, chorizo, papas y repollo. La panceta y el chorizo los susituímos por pastrami. Las verduras quedaron faltando porque la olla no fue lo suficientemente grande para que entre todo! Pero de acuerdo al libro de Andràs Koerner la versión húngara "Bohnen Scholet" no lleva verduras. Suponemos que  así lo debían hacer en la casa de los padres de nuestros abuelos, así que la receta quedó fiel a la tradición  :-)


Comentarios y recetas de años anteriores:
Bizcochos salados de Alepo - para convidar a amigos en actos de bondad premeditados o al azar
Sopa especiada con bolitas de carne - preparándonos para Pésaj
Postre de peras y chocolate - lo mejor del momento

Cocido Montevideano
Inspirado en Slow cooking recipes de  Yotam Ottolenghi.
Cholent Montevideano cocinandose hasta el Shabat

Saltear en una olla grande de fondo grueso (opcinal que pueda ir al horno)
  • 3 cebollas picadas
  • 4 echalotes picados
  • 15 dientes ajo pelados
  • 2 tallos de apio picados
  • 4 cucharadas aceite oliva virgen extra

Agregar

  • 1,5 kg carne con hueso (osobuco, rabo, asado)
  • 200 gr pastrami en cubos

Condimentar con

  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharita sal gruesa
  • 1 cucharita pimienta negra molida
  • 2 cucharitas pimienta de jamaica molida
  • 2 cucharitas pimentón dulce
  • 1 cucharita pimentón ahumado

Agregar

  • 500 gr de garbanzos cocidos con su agua

Agregar agua hasta cubrir, y llevar a hervor.
Cocinar a fuego bajo por 4 -5 horas, o en horno muy bajo (100 °C) por 8 - 12 horas tapado.

Al servir la carne condimentar con

  • 2 cucharadas perejil picado
  • Ralladura de 2 limones

Notas (Mayo 27-2016):

  • Junto con los grabanzos se puede agregar 500 gr papas peladas en trozos grandes.
  • Si se cocina al horno a temperatura bien baja (100°C) los garbanzos tienen que estar bien cocidos porque a esa temperatura no se ablandan.  
  • Al cocinar al horno no necesita demasiado líquido - con que apenas cubra la carne es suficiente. A temperatura baja casi no se evapora.
  • Si se cocina al horno toda la noche acordarse de cerrar las puertas de la cocina - sino corren el riesgo de despertarse a las 4 de la mañana con delicioso aroma en la casa!