jueves, 28 de enero de 2016

Itró - postre de duraznos y almendras para suegros

La parashá de esta semana toma el nombre de Itró, suegro de Moshé, sacerdote de Midián (un pueblo extranjero) que ayuda a fundar el sistema judicial del incipiente pueblo israelita.

Comenta el Rab Yoshua Kulp:  "Antes que Moisés va a recibir la Torá y los Diez Mandamientos, primero aprende "torá" de otras naciones.  Primero tenemos que recibir la sabiduría de otras personas para poder prepararnos para aprender los mandamientos particulares que nos diferencian del resto del mundo. Somos un pueblo particular, pero nuestras raíces son universales."

Moisés no sólo escucha y aprende de su suegro, sino que también lo agasaja con una buena comida:
"y todos los ancianos de Israel vinieron a comer pan con el suegro de Moisés delante de Dios." (Éxodo / Shemot 18:12)
Y como no solo de pan vive el hombre, seguramente incluyó en el agasajo un rico postre en señal de agradecimiento. Este año los duraznos están espectaculares como para hacer este postre que combina lo fresco y lo crocante.  Para los que están en el norte, se puede hacer con peras o manzanas.

Cuenta la leyenda en nuestra familia que Moshé quiso agregar bendición adicional al agradecimiento. Como los egipcios ya preparaban helados, nosotros le agregamos una bocha de helado :-))


Postre de duraznos y almendras
Adaptado de Smitten Kitchen.  Los duraznos quedan muy suaves con una capa crocante de azúcar y almendras. 
8 porciones

Calentar el horno a 170°C

Cortar al medio y retirar el carozo de
  • 4 duraznos Rey del Monte o similares - tienen que ser duraznos que se desprenda el carozo.  Más bien firmes, pero pueden ser de los que quedaron en la heladera desde hace unos días sin que nadie los coma.
Ponerlos en una asadera de horno con la parte cortada hacia arriba.
Procesar
  • 1/3 taza (50 gr) almendras peladas (las mías ya estaban tostadas lo que le da un sabor muy bueno)
  • 1/4 taza (50 gr) azúcar rubia 
Agregar y procesar hasta mezclar
  • 3 cucharadas (45 gr) manteca fría cortada en cubos
  • 1/4 cucharita canela molida
  • 1/4 cucharita nuez moscada molida
Repartir  la mezcla de almendras sobre los duraznos cortados cubriéndolos bien.
Llevar al horno por 45 minutos hasta que queden dorados y los duraznos blandos.
Espolvorear con azúcar impalpable.
Servir a temperatura ambiente, tibios o fríos con helado de vainilla, crema batida o yogur.

Comentarios y recetas anteriores

jueves, 21 de enero de 2016

Beshalaj - garbanzos crocantes

En la parashá de esta semana los israelitas comienzan su travesía por el desierto y reciben alimento que les cae del cielo y lo llaman:
"Y la casa de Israel lo nombró man (maná); y era como simiente de cilantro, blanca"  (Shemot / Éxodo 16:31)
La palabra que se usa para describir el maná es "gad" - que significa cilantro o del latín coriandro. En israel hoy en día se usa la palabra "kusbara" igual que en árabe.
En casa plantamos cilantro que rápidamente dio flores y semillas que esta semana ya están prontas para cosechar.

Como muchas cosas en la vida, lo que nos cae del cielo es el fruto de nuestro trabajo y esfuerzo: plantamos, florece, da frutos y obtenemos semillas para el futuro. Esta semana, al leer el cántico de Miriam, nos acordamos y disfrutamos de los frutos de la siembra, el trabajo y la pasión de nuestra amiga Ría z"l. Lejaim!

semillas de coriandro del jardín
semillas en la planta antes de cosechar
















No nos caerá maná del cielo, pero tenemos unas buenas semillas para condimentar nuestra comida. Estos garbanzos parecen caídos del cielo de lo crocantes y sabrosos que quedaron. 

Garbanzos crocantes

Calentar el horno a 230°C

Poner sobre un colador para escurrir bien
  • 1 taza de garbanzos cocidos (ver nota). Pueden ser de lata.

Mezclar
  • los garbanzos escurridos
  • 2 cucharadas aceite virgen extra
  • 1/2 cucharita comino molido
  • 1/2 cucharita coriandro molido
  • Sal (si los garbanzos se cocinaron sin sal)


Poner en una asadera de horno.
Hornear 20 - 30 minutos  - moviéndolos cada tanto hasta que estén bien dorados.
Dejar enfriar y servir como snack, o como sustitutos de croutons con ensaladas o sopas.


Para cocinar garbanzos (o cualquier otro poroto)
Rinde 6 tazas de garbanzos cocidos

Poner 500 gr de garbanzos en una olla grande. La olla tiene que ser de un tamaño para que los garbanzos puedan triplicar su tamaño al cocinarse.
Cubrir de agua fría y lavar los garbanzos varias veces, retirando todas las cáscaras y garbanzos que flotan, y también si se colaron otras semillas como choclo.
Cubrir de agua los garbanzos dejando por encima por lo menos unos 5 cm de agua.
Agregar

  • 1 cucharita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharita de sal
Llevar a hervor y hervir tapado, a fuego bien bajo, con un hervor suave, por 2 - 3 horas.
Cuidar que al hervir no se desborde la olla.
El tiempo va a depender de los garbanzos.  Si son más viejos demoran más en cocinarse. Si tuvieron tiempo de remojarlos la noche anterior, el tiempo de cocción va a ser menor (pero ¡quien se acuerda de remojar!) y también si tienen una olla a presión.

Es muy importante poner el bicarbonato de sodio para que se ablanden bien.
Al hervir a fuego bien bajo no se desborda y los garbanzos no se deshacen.

Ya sé que todas las recetas dicen que no hay que agregar sal, pero estoy leyendo The Food Lab de Kenji López-Alt donde demuestra científicamente que eso es un cuento, y que quedan mucho mejor cuando al agua de cocción se le pone sal.  La ventaja es que después, en las recetas que usamos los garbanzos no hay que agregar sal.  Lo comprobé haciendo hummus y en esta receta y quede convencida.

Los garbanzos cocidos se conservan muy bien en el freezer. Guardarlos en frascos tapados por el agua de cocción.






jueves, 14 de enero de 2016

Bo - Chimi pesto

En general nos inspiramos en el texto para los comentarios y agregamos una receta, pero a veces, como esta semana, la receta y las instrucciones sobre cuándo, cómo y a quién invitar están en el texto bíblico:
Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: El día diez de este mes tomará para sí cada cual una cría (de carnero o de cabra) …  una cría por cada familia. [conseguir la carne con bastante tiempo para madurar]
Y si la familia fuere demasiado pequeña para una cría, entonces él y su vecino inmediato a su casa la tomarán, conforme al número de las almas; según el comer de cada uno haréis la cuenta sobre la cría. [tenemos que invitar a los vecinos y calcular que haya suficiente para todos]
Y la guardaréis hasta el día catorce de este mes; entonces la degollará toda la congregación de Israel, a la caída de la tarde. [es un asado de noche]
Y comerán la carne en aquella misma noche, asada al fuego, con panes ázimos y con hierbas amargas  la comerán. [acompañada de un buen chimichurri]
No comeréis de ella medio asada, ni cocida en agua, sino bien asada al fuego, tanto su cabeza como sus patas y sus entrañas. [a la parrilla – nada de puchero]
Y no dejaréis que sobre nada de ella hasta la mañana[hay que comer todo - nos tenemos que asegurar que no se tire comida] (Shemot / Éxodo: 12: 3-10)
De esta forma el pueblo de Israel se prepara para salir de Egipto. Es un acto comunitario - no individual y ni siquiera familiar. Y es un acto público bien visible - la carne hay que asarla al fuego - quemando leña, haciendo humo - muy diferente a la cocción con agua, escondida dentro de una olla.  Y así nos preparamos para comenzar el camino a la libertad.

Para acompañar la carne con hierbas sugerimos esta salsa de Chimi-pesto - un chimichurri muy fresco con hojas de albahaca.  En general hago un frasco grande de chimichurri y lo guardo en la heladera para usar varias veces.  Pero me di cuenta que vale la pena hacer una cantidad chica suficiente para usar una o dos veces.  De esta forma siempre tenemos un chimichurri con color y sabor vibrante de las hierbas recién picadas.

este tiene 2 días - y ya se nota que perdió algo del color
Chimipesto
En esta versión susituí parte del perejil por albahaca super fresca. Cantidad suficiente para un asado para 6 personas.

En un bols o frasco chico con tapa mezclar

  • 2 cucharitas de mezcla de hierbas secas y ají picante: por ejemplo 1 cucharita de orégano seco y 1 cucharita de adobo
  • 2 cucharitas agua
  • 1/2 cucharita sal gruesa
  • 1 cucharada vinagre vino

Revolver hasta que la sal se disuelva y las hierbas se hidraten.
Agregar:

  • 3 cucharadas perejil picado
  • 3 cucharadas albahaca picada
  • 2 dientes ajo picados
  • 4 cucharadas aceite oliva virgen extra

Tapar el bols/frasco y agitar bien para mezclar todos los condimentos.
Si queda algo después del asado, guardar en la heladera.

La receta de cada semana en general la probamos en familia.  Para este chimipesto tuvimos la suerte de poder compartirlo también con amigos

compartiendo cordero con amigos


Recetas y comentarios anteriores: