miércoles, 29 de agosto de 2012

Ki Tetzé - el pan y la vida

Imaginemos una cocina en la época biblica: un fuego, unos utensillos simples y vasijas con granos para moler. Para hacer pan era necesaria la harina, para lo cual se usaba un molino de piedra para moler los granos de trigo.  Este primer "procesador de alimentos" era una herramienta tan esencial que estaba prohibido entregarla como garantía de un préstamo, como leemos en la lectura de esta semana:
no le tomará en prenda molino de moler, ni la [piedra] de abajo ni la de arriba, porque sería tomar en prenda la vida del hombre.                             Devarim/Deuteronomio 24:6
Molino de piedra
Las herramientas necesarias para la elaboración de alimentos son algo tan vital para la sobrevivencia que muchas veces se describen como "la vida" (nefesh en hebreo). Las diversas leyes que se incluyen en la parashá de esta semana tienen un tema principal: la dignidad y el valor de la vida humana de todos los miembros de la sociedad. Depender exclusivamente del favor de otros para conseguir el sustento y alimentarnos es una forma de esclavitud.

Hoy elegimos preparar un pan casero con mezcla de granos integrales y refinados, en el horno de casa. La harina la compramos molida, pero seguimos poniendole al pan vida y dignidad. Y que nadie nos la quite!


Hace un año: Compota con vino dulce - compartiendo alimentos


Pan integral con tomates secos y aceitunas

Receta de Iael Raij


Remojar por 10 minutos hasta que
formen burbujas
2 ctas de levadura instantánea o un pancito de levadura fresca
1 taza agua tibia

Mezclar y agregar a la mezcla con la levadura
1 cta de sal
3 cucharadas aceite oliva
1 huevo
Agregar

2 tazas harina integral
2 tazas harina común

Mezclar y amasar hasta que se forme una masa homogénea y elástica

Dejar leudar en lugar tibio hasta que duplique el tamaño, 1 - 2 horas.
Ó leudar en la heladera por 12 horas.


Luego de leudado, amasar para sacar el aire y agregar

1/2 taza tomates secos hidratados picados
1/2 taza aceitunas negras picadas
2 cucharadas hierbas frescas (tomillo, romero, orégano)
Dividir en 2 partes y formar dos panes alargados.

Poner en asadera aceitada.  Dejar leudar tapados con repasador, en lugar tibio 30 - 45 min.
Pintar con
Agua

Hornear en horno medio 150ºC 25 minutos.

 

 

jueves, 23 de agosto de 2012

Shoftim - Carpaccio de fruta

La parashá de esta semana, Shoftim (jueces), comienza estableciendo reglas para la administración de la justicia y contiene algunas prohibiciones relacionadas al culto, como ser:
"No plantarás para ti ninguna clase de árbol junto al altar del Eterno, tu Dios."(Deuteronomio/Devarim 16:21)
El sidur Etz Hayim comenta que no debemos plantar árboles al lado del santuario, para evitar que se piense que adoramos a la naturaleza, como en los cultos. Podemos admirar a la naturaleza, pero no adorarla. Sin embargo, el Rabino Leiner, en su obra Mei Hashiloach, nos recuerda que Abraham plantó árboles en su lugar de culto. Esto refleja los cambios en nuestras tradiciones. Algo que era apropiado en un momento, deja de serlo para las siguientes generaciones.

Esta semana empezó el mes de Elul, y sus diferentes tradiciones de Selijot; las oraciones que nos preparan espiritualmente para Rosh Hashaná. Los judíos de origen Sefaradí rezan diariamente, al amanecer, durante el mes de Elul. Los ahskenazies lo hacen solamente la semana previa a Rosh Hashaná. En un formato moderno, desde hace ocho años, el sitio web “Jewels of Elul” nos regala una reflexión diaria con un mensaje a nuestra casilla de correo (también disponible en español gracias a la traducción de Ría Okret).


Esta semana nos regalamos la receta de un postre: frutos de árboles para las diversas tradiciones.

Hace un año:  cada persona es un árbol - Postre de Manzana


Naranja, mandarinas, naranja roja



















Carpaccio de fruta
 4 porciones

Poner en una olla chica
½ taza vino blanco
½ taza agua
3 cucharadas azúcar o miel
1 palito de canela
5 semillas de cardamómo 
½ chaucha vainilla cortada al medio 
½ cucharita granos pimienta rosada
Revolver sobre fuego mediano hasta disolver el azúcar y hervir hasta lograr un almíbar liviano. Colar y enfriar a temperatura ambiente.

Mientras se hace el almíbar preparar la fruta

Filetear (cortar en rodajas finas)
1 naranja
1 naranja roja
1 mandarina


1 taza de fruta que puede ser: durazno, pera, pelón, ciruelas, frutillas   (de acuerdo a la estación)
Mezclar la fruta con el almíbar o rociar por encima.
Servir con hojas de menta.

Se puede hacer con anticipación y guardar el almíbar en la heladera.


Pimienta rosada, semilla de cardamomo, palitos de canela y chaucha de vainilla

jueves, 16 de agosto de 2012

Reé - arroz con pollo - abre tu mano

En esta parashá el capítulo 15 se enfoca en como construimos una sociedad donde nos aseguramos todos tengan suficiente comida, abrigo y techo.

Porque nunca dejará de haber pobres en medio de la tierra; por tanto, yo te ordeno diciendo: Ampliamente has de abrir tu mano a tu hermano y a tu pobre en tu tierra. (Deuteronomio/Devarim 15:11)

Pensando en una receta que se pueda hacer con pocos recursos y que sea buena para poder dar de comer a mucha gente, nos acordamos de este arroz con pollo.  El arroz con alitas de pollo es una receta que se puede hacer con pocos ingredientes, fáciles de tener en casa y con pocos pesos (la que hicimos esta semana costó $UY 140 para 6 personas o poco más de 2 u$s por persona).

Es una receta que nos trae recuerdos familiares: la abuela Sara que cuidaba el peso como buena inmigrante, y las varias generaciones de estudiantes: Los padres de Helen a en Tacoma-Seattle (a inicios de los años 60), y nosotros en Haifa (en los años 80), con presupuestos de “estudiante”.

Esta versión está adaptada a estos tiempos de comida sana: usamos arroz integral, una proporción más alta de verduras y el agregado de hongos secos para un sabor especial.  

Limmud on one leg
Rashi entiende Devarim 15:8, “Ki patoaj Tiftaj et iadeja” (Abriendo, abrirás tu mano) como que debemos ayudar al necesitado una y otra vez. El problema del hambre no va a desaparecer, y debe ser un llamado a nuestra acción para calmarla.


Hace un año: Salsa Chimichurrí para comer con carne.


Arroz con alitas de pollo
6 porciones


Remojar en 2 tazas de agua caliente
25 gr hongos secos (opcional)

Picar en procesadora o bien chico
1 cebolla grande (300 gr)
4 zanahorias medianas (300 gr)

Saltear unos minutos en
2 cucharadas aceite

Agregar
1 kg alas de pollo
Hongos remojados picados
Agua de los hongos
1 lata de tomate (400 gr)

Condimentar con
1 cucharita orégano seco
1 cucharita pimentón dulce
Pimienta cayena

Cocinar a fuego bajo 30 minutos

Agregar
1 ½ taza arroz integral (300 gr)
Sal a gusto
Cocinar tapado 30 minutos

Agregar
250 gr arvejas congeladas
Cocinar 5 minutos

Servir bien caliente espolvoreado con
Perejil picado
Acompañar con brócoli asado al horno


Variaciones:
Agregar otras verduras a la cebolla y zanahoria: apio, puerro, cebolla verdeo.
Usar arroz blanco o quínoa en lugar de arroz integral.
Usar tomates frescos o jugo de tomate.

Se puede hacer con anticipación y congelar.







jueves, 9 de agosto de 2012

Ekev - Jalá brasilera de chocolate

La lectura de esta semana (Vehaia Ekev) comienza describiendo las bendiciones que trae consigo la observancia de las reglas. Es muy apropiado para esta semana de olimpíadas en las cuales decenas de equipos compiten en juegos con estatutos definidos, reglados y ordenados. De qué otra forma sería posible disfrutar de competencias apasionadas y enérgicas sin terminar en batallas campales ?

Y las reglas que pasa a describir la parashá son las del agradecimiento, entre ellas agradecer por la comida que recibimos; como el Maná que cae del cielo

"para enseñarte que no solo de pan vive el hombre" (Devarim/Deuteronomio 8:3)

El jumash Etz Hayim comenta que usualmente se interpreta este versículo entendiendo que "el ser humano precisa más que el pan" (incluyendo cultura, arte, alimento y espíritu); pero leído en el contexto de esta semana se debe entender "con menos que pan", refiriendose el Maná.

Oscar Wilde es más extremo al escribir:
"Y, a decir verdad, consuela muy poco saber que la persona que te invita a una cena execrable o que te sirve un vino de mala calidad es irreprochable en su vida privada. Ni siquiera las virtudes cardinales justifican unas entrées semifrías."  Oscar Wilde


El fin de semana pasado estuvimos con los amigos de la Comunidade Shalom en Sao Paulo, quienes nos recibieron afectuosamente y compartieron un Shabaton lleno de aprendizaje con nuestro amigo Noam Zion. Fue una fiesta de cálidas vivencias, significativo relacionamiento y EXCELENTE comida brasileira !!!

Como muestra de la comida, nos trajimos una receta de su Taller de Jalá donde madres y niños prepararon las jalot para el Shabat.

Jalá Brasilera de chocolate
Adaptado de “Receita de Chalá – Pao trançado” de la Comunidade Shalom de San Pablo
Si se usa chocolate amargo sin leche, esta receta es Parve.

Remojar por 10 minutos hasta que formen burbujas:
2 tazas (500 ml) agua tibia
30 gr levadura fresca (o 2 cucharitas levadura seca)

Agregar y mezclar bien:
½ taza (100 gr) azúcar 
1 cucharita sal
3 ½ taza (500 gr) harina

Agregar y mezclar:
½ taza (125 ml) aceite
1 huevo
3 ½ taza  (500 gr) harina

Amasar hasta que se forme una masa homogénea y elástica.


Estirar un poco, y amasar para incorporar:
160 gr (1 tableta) de chocolate amargo cortado en pedacitos no muy chicos (1-2 cm) 


Poner la masa en un bols grande aceitado y dejar tapado (puede ser dentro de una bolsa grande) en la heladera hasta el día siguiente.  Opción 2: dejar leudar en lugar tibio hasta que duplique el tamaño, unas 2 horas.

Dividir en 2. Cortar cada bollo en 3 y trenzar.

Poner en asadera aceitada.
Dejar leudar tapados con repasador, en lugar tibio 30 minutos (15 si se hizo el leudado fuera de la heladera).

Pintar con  
1 huevo batido con pizca de sal.

Hornear en horno medio 180ºC 25 minutos.



jueves, 2 de agosto de 2012

Vaetjanan - pesto de aceitunas

Vaetjanan tiene dos de los textos más conocidos de la Torá: la repetición de los diez mandamientos y el primer párrafo de la oración del Shema. Pero también tiene algunas advertencias al pueblo de Israel. Cuando luego de atravesar el desierto entren en la Tierra Prometida se encontrarán con
"ciudades grandes y buenas que tú no edificaste,  y casas llenas de toda suerte de cosas buenas, que tú no llenaste; y pozos cavados que tú no cavaste, y viñas y olivares que tú no plantaste;  y cuando comieres y te saciares, cuídate entonces, no sea que te olvides..." (Devarim / Deuteronomio 6:10-12)
Este es un recordatorio a los israelitas, para que tengan presente y no olviden que están por recibir riqueza material que no fue creada por ellos.  Estas “cosas buenas” incluyen los productos agrícolas básicos de la tierra de Israel como son los viñedos y olivares. Los olivos son árboles que pueden vivir cientos de años desarrollando troncos añosos y gruesos.

En nuestros días, debemos tener presente que las cosas buenas no vienen de la nada. Cuando vivíamos en Haifa, llevábamos a Iael y Dan a jugar en un parque hermoso que tiene unos olivos centenarios; seguramente plantados por pobladores palestinos mucho antes de nuestra llegada.

La receta de esta semana es un pesto con aceitunas verdes y aceite de oliva. En homenaje a los olivos de la tierra de Israel.  Los que recibieron al pueblo del desierto y los que recibieron a los olim en Haifa.

Hace un año: Tarta de frutillas

Pesto de aceitunas verdes y hojas de remolacha
Inspirada en el blog “Double Portion” que combina cocina y educación judía. Este pesto se puede hacer con diversas hojas verdes. Decidí aprovechar unas hojas y tallos de remolacha que le dieron un toque colorido al pesto.

Lavar y hervir 3-4 minutos (o cocinar en el microondas)
los tallos de remolacha le dan un toque de color a la pasta
Hojas de un manojo de remolachas con sus tallos cortados (aprox 200 gr cocido). Se puede substituir por espinaca, acelga o rúcula.

Procesar o licuar junto con
1/2 taza (50 gr) aceitunas verdes (sin carozo)
2 dientes de ajo picados
1 cucharita vinagre balsámico
Pimienta negra

Seguir procesando mientras se agrega
½ taza aceite oliva extra virgen

Sevir como dip, con pasta, o sobre pescado o verduras.
Guardar en la heladera (7 días) o congelar.

dip para acompañar palitos de verdura, tostadas, chips