jueves, 30 de junio de 2011

Jukat en la Sinagoga

Este Shabat de vacaciones de invierno, nuestro rabino Ariel y su familia toman parte de su descanso anual con la familia en San Pablo y me pidió que lo ayude con las palabras de Torá de esta semana.

Y como son vacaciones, unas muy frías vacaciones de invierno, precisamos que la lectura de la Torá nos caliente el alma, el espíritu y también el cuerpo:

Elegimos un Caldo vegetariano con Kneidalaj de oliva

(Ver la receta que Helen puso abajo)

Y qué tiene que ver esta receta con la Porción de la Torá de esta semana? Es que la base de la sopa es el agua, mucha agua,a la cual le incorporamos otros ingredientes con mucho cariño. Después esperamos y revisamos la olla con la esperanza y el optimismo de obtener LA SOPA. Esa sopa que nos protege del frío y luego nos cura de las enfermedades.

El relato de Parashat Jukat comienza con las instrucciones que Dios le da a Moisés y Arón respecto de la Vaca Colorada (que purifica e impurifica) a través de su contacto con el agua;

muere Miriam y falta el agua;

el pueblo se queja;

y Moshé golpea la roca para extraer agua, en vez de hablarle como le dijo Dios;

y finalmente muere Aron.

En esta sucesión de pureza e impureza, vida y muerte, palabras y golpes, encontramos un relato que puede ser visto como una narrativa entre el pueblo de Israel y el Agua, la que aparece citada 24 veces, y muy asociada a la figura de Miriam, la hermana de Moshé y Aarón.

En esta parashá muere Miriam

En Pesaj, recodamos a Miriam incluyendo una copa de agua en la mesa.

La copa de Miriam con agua de manantial, evoca los milagros del pasado y del presente, complementando la copa de Elías, que es llenada con vino, y representa la redención. Miriam una profetisa y líder del pueblo, es siempre asociada con los milagro por agua. Su nombre “Mir-iam,” contiene la palabra hebrea para “mar.” Cuando niña, Miriam cuidó vigilantemente a su pequeño hermano que estaba en el Nilo cuando fue rescatado por la hija de Paró. Después del milagro de la separación de las aguas del Mar Rojo, Miriam toma un pandero y conduce a las mujeres que cantan y bailan. El midrash afirma que el pozo de agua acompañó a los hijos de Israel a través del desierto debido al característico optimismo y fe de Miriam.

“y allí murió Miriam y fue allí sepultada. Y no hubo agua para la congregación” (Números 20: 1-2)

Por lo tanto la tradición especula que el pozo de Miriam partió con su muerte. (BT Taanit 9a), pero luego regresó y permanece con nosotros hasta hoy en día.

En Pesaj, recodamos a Miriam incluyendo una copa. Hoy la recordamos con una buena sopa.

martes, 28 de junio de 2011

Jukat

En esta parashá muere Miriam - “y allí murió Miriam y fue allí sepultada” (Números 20:1). Miriam una profetisa y líder, que a la salida de Egipto conduce a las mujeres cantando y bailando . El midrash afirma que gracias al optimismo y fé de Miriam es que le fue concedida una fuente de agua que acompañó a los israelitas durante su travesía por el desierto. Y cuando Miriam muere “no hubo agua para la congregación” (Números 20: 2).

Por eso elegimos como receta para esta semana algo que lleva mucho agua - un caldo. En este caso un caldo vegetariano, que muchas veces nos viene muy bien cuando precisamos un caldo sin carne (para invitados vegetarianos o en una cena jalavi, o parve).


Caldo vegetariano con kneidalaj
Caldo vegetariano con kneidalaj de oliva

En una olla grande poner:
½ zapallo
4 zanahorias
2 cebollas
1 puerro
2 nabos
1 manojo de perejil
1 cabeza de ajo partida a la mitad
1 cucharada granos pimienta
2 ramas de apio
6 hongos secos
6 tomates secos
Algunas cáscaras de queso parmesano (opcional – no usar si precisamos un caldo parve)

Cubrir con agua (aproximadamente 3 litros). Hervir una hora. Colar las verduras.

Kneidalaj de oliva (24 bolitas)
Adaptado de “The New Complete International Jewish Cookbook” de Evelyn Rose

Batir
2 huevos
2 cucharadas aceite de oliva
4 cucharadas caldo tibio
Pizca jengibre en polvo
Pizca pimienta molida
½ cta polvo de hornear
Sal a gusto

Agregar batiendo hasta formar una pasta blanda
¼ taza (25 gr) almendras molidas
¾ taza (o menos ) harina de matzá

Llevar a la heladera por lo menos una hora (o de un día para otro).
Formar bolitas chicas (tamaño de una nuez) y hervir en caldo o agua por 40 minutos.
Se pueden congelar: luego de cocidas ponerlas a congelar en una capa sobre una bandeja. Luego de congeladas, guardar en una bolsa. Para descongelar poner las bolitas dentro del caldo caliente.

lunes, 20 de junio de 2011

Koraj

En esta parashá, Koraj y sus seguidores desafían el liderazgo de Moisés y Aarón y son tragados por la tierra y consumidos por el fuego.  Pero, interesantemente, las ollas de cobre que usaron para sus ofrendas, no desaparecen, sino que son usadas para recubrir el altar (Número 17:3). Parece extraño que sean re-usadas en un lugar tan sagrado.  Me gusta la explicación que da el Rav Kook recogida en el jumash Etz Hayim. Kook nos enseña que la santidad de las ollas de los rebeldes, simboliza el necesario rol que juegan los escépticos y agnósticos, para poder mantener a la religión honesta y saludable.  Los desafíos a la tradición son necesarios como recordatorios permanentes del peligro que corre la religión en caer en corrupción y complacencia.  Recubriendo el altar con las ollas de los rebeldes es una forma de recordarnos que la tradición necesita cambios.
 
Los recipientes de cobre  se han usado tradicionalmente para hacer mermeladas porque son muy buenos conductores de calor. En casa no tenemos olla de cobre, pero sí cada año hacemos un montón de frascos de mermelada de frutilla. Dan y David se encargan de comprar y limpiar unos 5 o más kilos de frutilla y dedicamos un día para atrapar el color y aroma de las mejores frutillas del año. Esta es una mermelada un poco “rebelde” – se cocina en muy poco tiempo y así obtenemos un rojo fuerte y brillante.


Mermelada de frutilla

Procesar

4 tazas frutillas limpias (1 kg)

Poner en una olla profunda (ideal si es de cobre)  y agregar

4 tazas azúcar (800 gr)

Llevar a fuego fuerte, revolviendo todo el tiempo hasta que el azúcar se disuelva. Continuar cocinando sobre fuego moderado 10 a 15 minutos hasta que espese.
Poner en frascos de vidrio.  
Guardar en la heladera.

lunes, 13 de junio de 2011

Shlaj Lejá


En esta parashá, los espías vuelven de su visita a la Tierra Prometida describiendo una tierra de leche y miel y en el capitulo siguiente se incluye el precepto de separación de la “jalá” (que no se debe confundir con la jalá trenzada de shabat).
"En primer lugar, separaréis de vuestras masas una jalá como ofrenda ..." (Números 15:20)

Nuestros sabios indican que la separación de la “jalá” se debe hacer cuando amasamos pan de una cantidad mínima de harina. Tomamos la “jalá”, decimos la bendición, y separamos una parte simbólica de la masa que quemamos en el horno. Cada semana, cuando hago las jalot para Shabat siempre separo la “jalá” con sus brajot. Me parece que es importante y está bueno, este recordatorio de dar, de compartir, de regalar, de ofrecer.

Jalot de diversos orígenes - NCI 2010
La forma más conocida de jalá en nuestras comunidades judías en Montevideo es el pan blanco trenzado que comemos en Shabat y en las festividades.
Pero las jalot de Shabat de comunidades judías de distintas partes del mundo tienen formas, colores y texturas que muestran la diversidad de nuestro judaísmo.

El libro de Maggie Glazer trae una hermosa colección de recetas con sus historias de diversos orígenes. Jalot redondas y chatas persas (Noon Shabbati), jalot redondas yemenitas (Chubzeh), de harina integral de los etíopes (Bereketi) y de calabaza sefaradíes. En la foto (que tomamos en el taller de jalot que hicimos en la NCI el año pasado) pueden ver algunas de estas diferentes jalot.

Todas bien distintas, pero en esencia iguales: masa que mezclamos, apretamos, doblamos, estiramos, separamos, bendecimos y ahí tenemos nuestra jalá!


Receta de jalá con miel

Remojar por 10 - 20 minutos hasta que formen burbujas:
2 ctas levadura instantánea o un pancito de levadura fresca
¼ taza (30gr) harina
¼ taza (60 ml) agua tibia

Agregar a la mezcla con la levadura y mezclar bien
3 huevos
1 ½ cta (8gr) sal
¼ tz (55 gr) aceite
¼ tz (85 gr) miel

Agregar
3 ¼ tz (445 gr) de harina

Mezclar y amasar hasta que se forme una masa homogénea y elástica
Para leudar, poner en un bols grande aceitado y dejar tapado (puede ser dentro de una bolsa grande) en la heladera hasta el día siguiente.
Luego de leudado, amasar para sacar el aire.
Si se quiere en este momento se pueden agregar pasas.
Dividir la masa en dos y formar dos jalot.
Poner en asadera aceitada. Dejar leudar tapados con repasador, en lugar tibio 45 – 60 minutos.

Pintar.
1 huevo batido con pizca de sal.
Decorar
Semillas de sésamo, amapola, sésamo negro.

Hornear en horno medio 160ºC 25 minutos.