lunes, 25 de noviembre de 2013

Januca - Sufganiot de naranja y chocolate

Esta semana leemos el segundo relato de la historia de Iosef. La parashá Miketz comienza con Iosef en prisión y describe su ascenso al poder gracias a su capacidad para descifrar los sueños del Faraón de Egipto. Es una historia de esclavitud, encarcelamiento y rebelión contra las adversidades, pero sin la soberbia de pensar que tenía todas las respuestas:
"Y respondió Iosef al Faraón diciendo: No está en mí : Dios dará una respuesta (por mi intermedio) para la paz del Faraón". (Bershit/Génesis 41:16)
Una historia similar se repite en Januca que celebra la rebelión de los judíos de Judea contra la opresión de los griegos y que finaliza victoriosa tras la captura del Templo de Jerusalem que había sido convertido en un templo pagano.
La fiesta de Januca que dura ocho días comienza el próximo miércoles 27 de noviembre de noche, cuando prenderemos la primver vela.  El comentario del Rabino Rami Pavolotzky hace referencia al "milagro del aceite" de Januca que es lo que da origen a que en esta festividad hagamos muchas frituras:
"El milagro de Jánuca no es solo el de las candelas que ardieron más de lo que se esperaba, sino el del espíritu humano, que apuesta por un futuro mejor, aun cuando no lo tiene asegurado. Esa fue también la actitud de Iosef el hebreo, pobre e injustamente privado de libertad, que con inteligencia, astucia y coraje, se arrojó de cuerpo entero a la gran oportunidad que se le presentó… casi milagrosamente. "

La receta de esta semana son unas sufganiot, típicos buñuelos israelíes. Las variaciones de rellenos y coberturas son infinitas, pero esta masa de naranja y cobertura de  chocolate nos encanta.

Hace un año: Latkes no tradicionales

Hace dos años: Ensalada con pistachos para dar

Sufganiot de naranja

Adaptado de Claudia Roden

De la receta de Claudia Roden sustituí la leche por jugo de naranja y la crema por aceite de oliva.  Esto simplifica los ingredientes y la hace parve.  Conviene planificar hacer esta receta en dos días: preparar la masa el primer día, dejar leudar durante la noche, y freír las sufganiot el día siguiente.

Esta receta rinde 24 - 36 dependiendo del tamaño - a mi me gustan chiquitas.  Se puede hacer la mitad (receta original) pero vale la pena hacer una cantidad y aprovechar a invitar amigos y convidar (también es fácil duplicar).

Tiempo: 30 minutos (día 1) + 1 hora (día 2)
Se pueden congelar.

Rallar la cáscara de una naranja. Reservar la ralladura y hacer jugo de la naranja.

En un bols chico mezclar y dejar reposar tapado por 10 minutos:
·         1/2 taza de jugo de naranja (completar con agua si fuera necesario)
·         2 cucharitas de levadura seca
·         2 cucharitas azúcar

En un bols grande batir bien:
·         2 huevos
·         2 yemas
·         6 cucharadas de azúcar

Agregar batiendo:
·         6 cucharadas aceite oliva virgen extra
·         Pizca de sal
·         ½ cucharita extracto de vainilla
·         Ralladura de naranja
·         Mezcla de la levadura

Agregar gradualmente:
·         3 y 1/3 tazas de harina

Batir con batidor de masa por 3 a 5 minutos, hasta obtener una masa blanda, suave y elástica.  No importa si está pegajosa.
Poner en un bols aceitado, cubrir bien y dejar leudar en la heladera toda la noche (o por lo menos 4 horas).

Armado de las sufganiot:
Tomar la masa de la heladera y en una superficie enharinada, estirar la masa con un grosor de 1 a 2 cm. 
Usar un cortador de galletitas para cortar círculos de 4 - 5 cm de diámetro.
Poner los círculos en una superficie enharinada, tapar con un repasador y dejar leudar por 30 minutos.
Amasar los recortes de masa y volver a cortar círculos.

Calentar 1 litro de aceite en una olla profunda (que quede por lo menos 5 cm de aceite de profundidad) a 185°C.  El aceite no debe estar muy caliente para permitir a las sufganiot cocinarse adentro antes de quemarse por fuera.

Freír las sufganiot por 3 – 4 minutos, darlas vuela y freír por 1 minuto más.

Escurrir sobre papel absorbente.  Espolvorear con azúcar impalpable o cubrir con salsa de chocolate.

Salsa de chocolate:

Derretir a baño maría:
  • 100 gr chocolate amargo
  • 2 cucharadas agua
Agregar y mezclar bien:
  • 1 cucharada licor de naranja


Opcional:
Mientras las sufganiot están tibias, hacerles un agujero con un cuchillo puntiagudo y usando una manga pastelera o una cucharita chiquita rellenar el agujero con mermelada o dulce de leche.



viernes, 22 de noviembre de 2013

Vaieshev - Menú de hermanos con ensalada de berenjena de Iael

Esta semana leemos como los hermanos de Iosef, están tan celosos y molestos con ese hermano soñador y preferido por su padre que lo tiran a un pozo dándole por muerto. Así empezamos una serie de cuatro semanas que relatan la historia de Iosef.


Muchos hermanos unidos
En este blog normalmente citamos los textos de la parashá (la porción) de la Torá de la semana.  Pero para esta semana elegimos otra cita, que también trata de hermanos y que frecuentemente mencionamos en casa.





Los hermanos sean unidos
Porque esa es la ley primera -
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea -
Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de afuera.

"El Gaucho Martín Fierro" José Hernández


La historia bíblica resalta la sabiduría del gaucho Martín Fierro.

Esta semana los tenemos de visita a Iael y Oren.  Buena excusa para una reunión de hermanos de familia y de la vida - separados geográficamente - pero muy unidos!

El menú preparado por los visitantes incluyó:

los cocineros!















Hace un año:  Boeuf Bourguignon del chef

Hace dos años: Jalá de chocolate de los primeros panaderos


Ensalada de berenjena de Iael

6 - 8 porciones
Tiempo: 1 1/2 hora (más tiempo para enfriar las berenjenas)

Pinchar las berenjenas con un cuchillo de punta en varios lados.
  • 4 berenjenas (1,5 kg)

Asar las berenjenas sobre hornallas a gas, en el grill del horno, o a la parrilla hasta que la piel quede bien quemada, y la pulpa de las berenjenas bien blanda.
En el grill del horno lleva una hora, dándolas vuelta cada 20 minutos

Enfriar las berenjenas hasta que estén tibias.
Cortar cada berenjena a la mitad, retirar la pulpa con una cuchara y poner en un bols.

Agregar y pisar la mezcla con un tenedor
  • Jugo de 1/2 a 1 limón a gusto
  • 5 cucharadas aceite oliva virgen extra
  • ½ cucharita sal
  • 1 taza de queso feta en cubos chicos
  • 1 taza de tomates cherry cortados en cuartos
  • 1 cucharada perejil picado
  • 1 diente ajo molido 
  • Pimienta negra molida a gusto

 Mezclar bien y marinar por lo menos una hora.




miércoles, 13 de noviembre de 2013

Encuentro de Mujeres Solidarias 2013

La Fundación Tzedaká invitó al equipo de Matkon Hashavua para compartir un taller de cocina con recetas para la mesa de shabat.

Leemos en el Talmud (Shabat 118b): "¿Con qué transformamos un día de reposo en deleite?" Rav Judá, hijo de Samuel ben Shilath dijo en nombre de Rav:  "Con los verdes de la remolacha, pescado y ajo."


Inspirados en el Talmud y en nuestras matriarcas de diferentes tradiciones (Oma, Avuela, Bube y Savta) elegimos este menú:

  • Canastas de verduras y quesos
  • Ensalada de quinoa, pasas y castañas
  • Paté de calabaza y tejina
  • Dip de dos salmones
  • Chips de pan de pita con hierbas

Cocinamos, estudiamos Torá, pusimos manos en la masa y compartimos.  ¡Vean las fotos y las recetas!

Ver fotos aquí:  ENCUENTRO DE MUJERES SOLIDARIAS 2013

Recetas que compartimos en el taller y poema.  


jueves, 7 de noviembre de 2013

Vaietzé - Papas de los pastores

La parashá de esta semana finaliza con un acuerdo de paz entre Iaakov y su suegro Laban, poniendo fin al diferendo que existía entre ellos por la propiedad de ovejas, cabras y demás.  Es interesante que negocian un acuerdo que incluye:

 un límite físico para los territorios:

Y dijo Iaakov a su gente “Recoged piedras”. Tomaron pues piedras e hicieron un montículo, 
una comida compartida:
y comieron allí sobre el montículo.
y un testimonio:

Y lo llamó Labán “Yegar-Sahadutá”, mas Iaakov lo llamó “Gal-Ed”.  (Bereshit/Génesis.31:46-47)
Los comentaristas nos llaman la atención que cada uno de ellos sella el pacto en su propio idioma: Labán en arameo y Iaakov en hebreo.  No es casual que esta sea la primera vez que en la Torá aparece una palabra en arameo. Es una forma de reconocer la importancia del idioma de cada pueblo, expresión de su identidad y la forma más auténtica de expresarse y comunicarse. Para ponernos de acuerdo y tener paz es necesario entendernos y conocernos, cada uno en su propio idioma.

No tenemos datos específicos sobre el menú que comieron para festejar la instauración del límite, pero con tanta cabra por ahí, seguramente tenían unos buenos quesos. 
La receta de esta semana se inspira en las cabras de nuestros patriarcas de oriente y en las papas de los pobladores de nuestra sudamerica: una ensalada de papas recubiertas con una salsa de queso de cabra.

Hace un año: Ensalada  de tomates con tejina del Neguev
Hace dos años: Ensalada griega



Ensalada de papa con salsa de queso de cabra

Adaptado de Martha Rose Shulman, The New York Times


Cocinar hasta que estén blandas (pero no deshechas)
  • 500 gr de papas cortadas en cubos de 2 cm (puede ser con cáscara)
Escurrir y dejar enfriar un poco (las queremos tibias, no frías)

Mezclar en un bols grande::
  • 1 cucharada jugo limón
  • 1 cucharada vinagre jerez o manzana
  • 1 cucharita mostaza tipo Dijon
  • 1 diente de ajo molido
  • 1 cebolla de verdeo picada
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1/4 taza de yogurt natural
  • 2 cucharadas aceite oliva virgen extra
  • 50 gr queso de cabra tipo blando
  • Pimienta negra molida
Agregar las papas tibias y mezlcar con cuidado de no romper las papas.
Servir a temperatura ambiente.