jueves, 28 de mayo de 2015

Naso - chips de boniato

Estamos en la segunda porción / parashá del libro de Números / Bamidbar donde encontramos las leyes del Nazir - aquél que voluntariamente acepta una serie de restricciones en su comida y bebida.

Las prácticas ascéticas del Nazir no son de aprobación de todos.  Entre ellos, Maimónides, que cita las palabras de nuestro sabio Rav quien enseñó:
En el futuro una persona deberá rendir cuentas por todo lo que vió y no comió.   (TJ  Kidushin 4:12)
O sea, en este mundo,  hay que probar de todo.  La sugerencia de esta semana son unos palitos de boniato con cáscara y todo al horno, super crocantes por fuera y dulces por dentro. Para probar, ver y comer.

Comentarios y recetas anteriores:


Chips de boniato

Calentar el horno a 240°C

Lavar bien, dejar la piel y cortar en palitos de 1 - 2 cm de ancho
  • 1 boniato zanahoria mediano por persona
Cubrir una asadera grande de horno con papel de horno y rociar con
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Poner los palitos de boniato en la asadera cuidando de no sobreponer unos sobre otros.

Espolvorear los boniatos con
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina a gusto (también puede ser con sal fina)
Hornear en horno bien caliente hasta que estén bien dorados - por 30 - 45 minutos.

Servir calientes o a temperatura ambiente.


domingo, 24 de mayo de 2015

La pesca pende de un hilo |

Muy bueno este artículo de Tomer Urwicz sobre los pescadores artesanales en Uruguay

La pesca pende de un hilo | Noticias Uruguay y el Mundo actualizadas - Diario EL PAIS Uruguay:

Vale la pena darse una vuelta por la rambla para conseguir pescado fresco de nuestra costa y hacer alguna de estas recetas:



Pescado con alcaparras

Sopa de pescado

Chupín de pescado

Milanesa de pescado








miércoles, 20 de mayo de 2015

Bamidbar - la mejor pizza del desierto


Esta semana empezamos a leer un nuevo libro de la Torá y dejamos Levítico con sus leyes sacerdotales, para volver a la narrativa del desierto - Bamidbar (Números). Esta primera parashá comienza con un censo del pueblo organizado en tribus, resaltando que a la hora de completar la travesía del desierto, cada persona cuenta.

Para la receta, por suerte los estudiantes internacionales del Jacob Blausten Institues de la Universidad Ben-Gurión del Neguev, en Sde Boker, dedicados a estudiar el desierto, les gusta mucho cocinar y han vuelto a sacar otro libro de cocina. No es casualidad que en ese lugar donde viven estudiantes de tantos países, recurran a la comida para festejar la diversidad. Y a la hora de la diversidad, cada uno cuenta.

Hoy elegimos compartir la receta de pizza propuesta por una israelí, recomendada por Oren como "la mejor masa de pizza".
 


Comentarios y recetas de años anteriores:


Pizza del desierto
Adaptada de Buzi Raviv en “A Feast from the Desert: International students share their recipes”, Ben Gurion University of the Neguev.
8 porciones


Para la masa:

Mezclar en un bols grande:
  • 2 tazas agua
  • 30 gr levadura fresca (o 10 gr levadura seca instantánea)
  • 2 cucharadas aceite oliva virgen extra

 Agregar
  • 800 gr harina
  • 3 cucharitas sal

Amasar en la batidora (o a mano) por 6 minutos, hasta que la masa esté homogénea y elástica.
Poner a leudar media hora a temperatura ambiente, o también se puede dejar leudando varias horas en la heladera.  Yo la hice en la mañana, y la dejé en la heladera hasta la noche.  Si no necesitamos usar toda la masa, se puede guardar en el freezer (para usar la masa sólo es necesario descongelarla unas horas antes de armar).

Armar las pizzas:
Si la masa está en la heladera, sacarla mientras preparamos la salsa de tomate, verduras y quesos.

Calentar el horno a 250°C.
  •  Espolvorear harina / semolina / polenta sobre una asadera de horno.

Estirar la masa de pizza sobre la asadera.  Pueden ser varias pizzas chicas o 2 grandes, redonda o rectangular.

Cubrir con
  • salsa de tomate, verduras y quesos a gusto (ver ideas abajo).
Hornear en horno bien caliente por 10 - 15 minutos.

Opciones para gustos:
  • Salsa de tomate, cebolla de verdeo, queso muzzarella.
  • Salsa de tomate, rodajas de zucchini asado, queso de cabra, queso muzarella.



















Salsa de tomate fresca:
Procesar
  • 300 gr tomates
  • 3 dientes de ajo
  • Sal, pimienta


miércoles, 13 de mayo de 2015

Bejukotai - papas gratinadas con miso antiguo

Este año las lecturas de la Torá de las últimas semanas fueron diferentes.  Fueron semanas donde no coincidieron las lecturas en la Diáspora y en Israel (debido a que Pésaj cayó en Shabat).  Se puede decir que estuvimos con "parashat-lag"  y recién esta semana volvemos a estar todos en la misma parashá, finalizando juntos el libro de Levítico con la lectura de Bejukotai.

Para la familia Raij también fueron semanas especiales y diferentes con la celebración de la jupá de Iael y Oren en el Kibutz Ketura.  Los múltiples festejos,"jet lag" y "parashat lag" explican el silencio del blog de las últimas semanas.

En la lectura de esta semana, encontramos el siguiente mandamiento:
                                                               וַאֲכַלְתֶּם יָשָׁן, נוֹשָׁן
"Y comeréis los frutos antiguos guardados de mucho tiempo atrás" (Vaikra/Levítico 26:10)

No parece obvio que comer cosas viejas sea una bendición. Un comentario a este texto explica que se refiere a productos que están bien preservados y que mejoran con el tiempo.  Este es el ejemplo de condimentos como el miso, una pasta aromatizada que es resultado de una larga fermentación de semillas de soja, muy usada en la cocina japonesa.  El miso tiene mucho umami y le da mucho sabor a la comida.

¡y con esta receta comenzamos el quinto año del blog!

Recetas y comentarios anteriores:
Sopa crema de zapallo y manzana - receta inspirada en la segunda parte del versículo 10: usando los productos viejos para dejar lugar a los nuevos.
Jalá de Iael - pan suficiente para todos - la primer receta del blog en el 2011!

Papas Umami

Papas gratinadas
Adaptadas de Yotam Ottolenghhi “Age before beauty

Calentar el horno a 160°C

Mezclar en una taza:
  • ½ taza vino blanco
  • ¼ taza agua
  • 3 cucharadas de pasta de miso

En una asadera de horno aceitada poner en capas intercalando:
  • 700 gr de papas con cáscara cortadas finas
  • 1 cebolla pelada, cortada al medio y en rodajas finas

Cubrir las papas con la mezcla de vino.  No es necesario que el líquido cubra las papas porque se cocinan tapadas y el líquido no se evapora.
Agregar:
  • 3 hojas de laurel
  • Cáscara de 1 limón
  • 3 cucharadas aceite de oliva virgen extra

Tapar con papel aluminio.
Hornear 1 y ¼ hora (hasta que las papas estén blandas).

Destapar la fuente, retirar las hojas de laurel y la cáscara de limón. Espolvorear con:
  • ½ taza queso parmesano rallado
Volver al horno.  Subir la temperatura a 180°C y hornear por otros 10 - 15 minutos más, hasta dorar.