jueves, 28 de enero de 2016

Itró - postre de duraznos y almendras para suegros

La parashá de esta semana toma el nombre de Itró, suegro de Moshé, sacerdote de Midián (un pueblo extranjero) que ayuda a fundar el sistema judicial del incipiente pueblo israelita.

Comenta el Rab Yoshua Kulp:  "Antes que Moisés va a recibir la Torá y los Diez Mandamientos, primero aprende "torá" de otras naciones.  Primero tenemos que recibir la sabiduría de otras personas para poder prepararnos para aprender los mandamientos particulares que nos diferencian del resto del mundo. Somos un pueblo particular, pero nuestras raíces son universales."

Moisés no sólo escucha y aprende de su suegro, sino que también lo agasaja con una buena comida:
"y todos los ancianos de Israel vinieron a comer pan con el suegro de Moisés delante de Dios." (Éxodo / Shemot 18:12)
Y como no solo de pan vive el hombre, seguramente incluyó en el agasajo un rico postre en señal de agradecimiento. Este año los duraznos están espectaculares como para hacer este postre que combina lo fresco y lo crocante.  Para los que están en el norte, se puede hacer con peras o manzanas.

Cuenta la leyenda en nuestra familia que Moshé quiso agregar bendición adicional al agradecimiento. Como los egipcios ya preparaban helados, nosotros le agregamos una bocha de helado :-))


Postre de duraznos y almendras
Adaptado de Smitten Kitchen.  Los duraznos quedan muy suaves con una capa crocante de azúcar y almendras. 
8 porciones

Calentar el horno a 170°C

Cortar al medio y retirar el carozo de
  • 4 duraznos Rey del Monte o similares - tienen que ser duraznos que se desprenda el carozo.  Más bien firmes, pero pueden ser de los que quedaron en la heladera desde hace unos días sin que nadie los coma.
Ponerlos en una asadera de horno con la parte cortada hacia arriba.
Procesar
  • 1/3 taza (50 gr) almendras peladas (las mías ya estaban tostadas lo que le da un sabor muy bueno)
  • 1/4 taza (50 gr) azúcar rubia 
Agregar y procesar hasta mezclar
  • 3 cucharadas (45 gr) manteca fría cortada en cubos
  • 1/4 cucharita canela molida
  • 1/4 cucharita nuez moscada molida
Repartir  la mezcla de almendras sobre los duraznos cortados cubriéndolos bien.
Llevar al horno por 45 minutos hasta que queden dorados y los duraznos blandos.
Espolvorear con azúcar impalpable.
Servir a temperatura ambiente, tibios o fríos con helado de vainilla, crema batida o yogur.

Comentarios y recetas anteriores

No hay comentarios.:

Publicar un comentario