miércoles, 1 de mayo de 2013

Behar - Pescando la cena

Con este comentario y receta comenzamos EL TERCER AÑO: BRAVO por la cocinera! El desafío es cada vez mayor y tenemos que renovarnos con mejores COMidas y COMentarios más creativos.

Si fuera el séptimo año, podríamos ampararnos en las leyes de SHMITA, o año sabático que aparecen detalladas en esta Parashá, y así dejar que cada lector tome lo que precisa del texto y elija los ingredientes que precisa para cocinar !

En la lectura de Behar encontramos las leyes relacionadas con la Shmitá - el tiempo de descanso para la producción agrícola:
"Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando entréis en la tierra que voy a daros, guardará la tierra descanso para el Eterno. Seis años sembrarás tu campo, y seis años podaras tu viña y recogerás su producto; y en el año séptimo, sábado de descanso será para la tierra; tu campo no sembrarás, y tu viña no podarás. Lo crecido por sí mismo después de la siega no segarás, y las uvas separadas para ti de tu viña no vendimiarás; año de descanso será para la tierra.

Y el fruto que crece por sí mismo del descanso de la tierra, será libre para comer: para ti, para tu siervo, para tu sierva, para tu jornalero y para el huésped: todos los que habiten contigo; y también para tus bestias y para los animales salvajes que hubiere en tu tierra, será todo su producto para comer." (Vaikra / Levítico 25: 1-7)
Esta parashá es una oportunidad para conocer los principios de Shmitá. El porqué, cómo, cuándo,  y de qué forma producimos sigue siendo relevante ahora, tanto en Israel como en la diáspora.  El proyecto Shmitá de Hazon tiene mucha información y recursos que vale la pena conocer aquí.

Los textos bíblicos no mencionan a la pesca entre las actividades que necesitan dar descanso. Quizás porque en tiempos bíblicos la piscicultura (el cultivo industrial de peces) no existía.

La parashá nos invita a reflexionar sobre los métodos que se usan en la producción de nuestros alimentos, de dónde vienen, y en qué condiciones trabajan los que los producen.
No es lo mismo vivir en Montevideo y comer pescado industrialmente producido en Vietnam, en condiciones sanitarias y laborales criticables (como el Pangasius), que comer el producto natural y fresco de nuestros vecinos los pescadores artesanales.

Hace un año: Hojas de remolocha - cocinando con lo que descartamos

Hace dos años: Jalá de Iael - que es suficiente para todos


Sopa de pescado

Adaptado de Graciela Etcheverry
2 porciones
Esta sopa se puede hacer con cualquier tipo de pescado. Para los que vivimos sobre el mar o cerca de un río, recomiendo usar lo que podemos pescar nosotros mismos, o comprar a los pescadores artesanales de la zona. 

Puré de papas para espesar sopas:

En una olla chica hervir hasta que estén blandas
1 papa mediana cortada en cubos
Cubrir con agua
Colar el agua (dejando un poco)  y procesar hasta obtener una pasta homogénea.  Reservar


Calentar en una olla
3 cucharadas aceite virgen extra

Agregar y saltear hasta que la cebolla esté transparente
1 cebolla mediana picada

Agregar y saltear unos minutos
2 tomates perita cortados en cubos chicos

Agregar, mezclar bien y cocinar a fuego bajo 5 minutos
1 ½ taza de caldo de pescado, pollo o gallina
100 ml leche de coco
500 gr filetes de pescado cortado en trozos
1 – 2 ajíes picantes picados
Sal

Agregar de a  cucharadas para espesar la sopa
Puré de papa

Agregar
½ taza cilantro (o perejil) picado

Servir bien caliente.
Opcional: servir con arroz blanco.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario