jueves, 23 de mayo de 2013

Beahalotjá - Sándwich o emparedado?

Esta semana leemos la porción semanal Beahalotjá, traducido como "Cuando encendieres", que comienza instruyendo la forma de encender las luminarias del candelabro en el Mishkan, y continua con otras enseñanzas asociadas al ritual.

Como tenemos una debilidad especial por todo lo relacionado con la Hagdá de Pesaj, nos llamó la atención una mitzvá que aparece en esta parashá y es parte del texto tradicional de la Hagadá de Pésaj: 

“Sobre matzot y hierbas amargas lo comerán (al sacrificio de Pésaj)” (Bamidbar/Números 9:11)
Una Noche de Libertad - La Hagadá Latina para la Familia


En el Séder preparamos un sándwich con matzá, maror y jaróset, recordando la costumbre de Hilel, inventor del sándwich. Comer el sándwich esta noche nos recuerda que la vida combina momentos de sufrimiento (maror) y de alivio (matzá), de eslavitud y libertad.
  
La nobleza británica nos dio la palabra para “sándwich”, inventada por John Montague apodado “Jemmy Twitcher”, un jugador empedernido en la corte de Jorge III (1801-1820). Fue famoso por pasar día y noche en las mesas de juego y pedirle a su sirviente que le trajera pedazos de carne entre rodajas de pan, para poder seguir jugando sin perder el tiempo. No pasó mucho tiempo y la combinación de pan y carne fue llamada el sándwich, porque “Jemmy” era en realidad el cuarto Conde de Sándwich.

En el siglo XX las personas que revivieron el idioma hebreo se afanaron en inventar una palabra para el sándwich. Primero sugirieron que se llamara un “Hilelit,” por Hilel, presidente del Sanedrín, al igual que el “sándwich” inglés fue nombrado por un personaje ilustre. Más adelante se decidieron por “karij” que se deriva del verbo que describe el sándwich originario de Hilel – “Korej”. Hoy la mayoría de los israelíes lo llaman “sándwich” un término tomado del inglés.  ( Una Noche de Libertad - La Hagadá Latina para la Familia)
  
No estamos en Pésaj, así que podemos hacer un sándwich con un buen pan para comer en casa o llevar al trabajo, recordando al Conde Hilel Sándwich (alias "El Korej").



Hace un año: Sopa de Ajos Puerros  y Cebollas - recuerdos de Egipto

Hace dos años: Maravillosa, milagrosa Sopa de Gallina


Sándwich de queso brie y rúcula


 1 porción
  
Tostar
2 rodajas de pan multicereal, integral, o centeno

Untar con
1 cucharadas mostaza 

Rellenar con
4 triángulos de queso brie
Un manojo de hojas de rúcula frescas
2 tomates cherry rebanados

Cortar en 2 triángulos o cuadrados y servir.
O envolver en papel manteca para llevar como almuerzo al trabajo.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario