viernes, 25 de julio de 2014

Masei - Sopa de cuarenta años


Con la lectura de esta semana, parashat Masei, completamos el cuarto libro de la Torá; o como nos enseña nuestro amigo Israel Ganz: el último libro de Moshé, ya que los estudiosos de la crítica bíblica han llegado a la conclusión que el último libro del pentateuco fue escrito muchos siglos después y vuelve a relatar las mismas historias.
"Este es el recorrido de los hijos de Israel que salieron de Egipto" (Numeros/Bamidbar 33:1)

Al acercarse al final de los 40 años del pueblo en el desierto, la lectura relata el viaje emprendido, el trayecto recorrido y los lugares en los cuales Israel ha madurado. De ser un conjunto de esclavos salidos de Egipto, se transformó en un pueblo que comparte una identidad, valores, una descendencia, un libro y un objetivo común: establecerse y desarrollarse.

Este Shabat, nos encuentra a Helen y David, habiendo compartido 40 años de cariño, desafíos, aventuras y sueños. Desde aquel 26 de julio de 1974 en que nos tomamos la mano en la playa Pocitos, recorrimos un trayecto apasionante y lleno de vida en que formamos nuestra hermosa familia junto a Dan y Iael. Muchas paradas y travesías, que son solo una preparación para lo que viene a continuación.

Hace unas semanas, durante una cena de shabat en casa, un querido amigo nos contó que recuerda a mi papá Julio diciendo: “lo que importa no son los años, sino el kilometraje recorrido". En esta imágen tan automovilistica, también podemos decir que "no son importantes los kilómetros recorridos, sino la intensidad de la travesía”. Estos 40 años los vivimos con tanta intensidad que queremos repetirlos: lo mismo que sucede con el relato de la travesía por el desierto al repetirse en Devarim/Deuteronomio.Como se dice popularmente: querés un plato de sopa? Dame dos!

En ese espíritu, Helen desde Ottawa y David desde Montevideo, planificamos el festejo para cuando nos encontremos este Shabat Masei, y así celebrar juntos por cada una de las estaciones vividas y a vivir con intensidad.

Hablando de Sopa y de Intensidad, qué mejor que un Borscht bien calentito para estos días helados?

NOTA ESPECIAL:
Esta semana estamos pendientes de las noticias de Israel y ansiosos por la tranquilidad de nuestra familia y nuestros amigos, pero también de todos los que corren peligro en esta guerra. Es lamentable, pero también forma parte de los obstáculos a sortear. Como un regalo a los que queremos, y para no regalarles una victoria a los violentos, vamos a festejar igual!

Sopa Intensa de Remolacha

Calentar el horno a 200 oC

En una asadera de horno poner:
  • 1 kg de remolachas enteras, con la cáscara y parte del tallo
Tapar la asadera con papel aluminio y hornear 60 minutos
      - hasta que las remolachas estén blandas (probar con la punta de un cuchillo)
Dejar enfriar y pelar las remolachas 
      - la piel sale muy facil luego de cocidas
Cortar en cubos chicos

En una olla grande calentar:
  • 2 cucharadas aceite oliva virgen extra
Agregar y saltear:
  • 1 cebolla picada
Agregar:
  • 6 tazas de caldo 
  • las remolachas cocidas
Hervir a fuego bajo 10 minutos.

Condimentar con:
  • Sal
  • Pimienta
  • Jugo de un limón
  • Eneldo
Servir bien caliente o bien fria.
Si usamos caldo vegetariano se puede acompañar con yogur o un copo de crema.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario