miércoles, 5 de marzo de 2014

Vaikra - molletes para dar gracias compartiendo

En este Shabat comenzamos a leer un nuevo libro de la Torá, Vaikra / Levítico, el tercer libro, en el cual se incluyen temas centrales del judaísmo sacerdotal, y que luego fueron reinterpretados por los sabios para conformar el judaísmo rabínico. En palabras simples: ritos, mandamientos, enseñanzas y reglas para la vida judía.

Comienza con la descripción de cinco tipos de korbanot (sacrificios) que debían llevar los israelitas al acercarse al templo y acercarse al Eterno. Recordemos que korban y karob (cerca) en hebreo tienen la misma raíz.  En el tercer capítulo se describe el korban "zevaj shlamim", que lo ofrenda quien tiene algo para festejar. 
Y si fuere su ofrenda sacrificio de bienestar (Levítico / Vaikra 3:1)

Es una ofrenda de agradecimiento y bienestar, que se comparte con todos. Cuando compartimos es que nos sentimos bien, en paz, y completos. Shlamim tiene la misma raíz que shalom (paz) y shalem (completo).

A diferencia de otros korbanot (que se quemaban), este consiste en una comida que se comparte entre todos, y quien entrega la comida la come con quien la recibe.

La receta de esta semana son unos molletes que vamos a compartir en el kidush del próximo shabat en la NCI en Montevideo. Festejamos nuestra jupá de hace 35 años. Tenemos mucho para agradecer, festejar  y compartir, así que si quieren alegrarse con nosotros, los esperamos para compartir esta receta y otras cosas ricas como Musaf de Shabat en Bait Jadash.


Molletes de zanahoria, manzana y especies

Adaptado de “Ottolenghi: the cookbook”. Otra de las recetas maravillosas de Yotam y Sami.  En esta versión sustituí la manteca , usé harina integral y azúcar rubia. No asustarse por la cantidad de ingredientes - hacerlos es muy fácil - es solo cuestión de mezclar. 

Rinde 24 chicos o 12 grandes.
Calentar el horno a 170°C

(1) Preparar la cobertura:

Mezclar bien y reservar:
  • 75 gr (1/2 taza) harina integral
  • 1 ½ cucharadas (25 gr) azúcar rubia
  • ½ taza (50 gr) avena arrollada tradicional
  • 1 ½ cucharada semillas de girasol
  • 3 cucharadas semillas de zapallo o calabaza
  • 1 ½ cucharada semillas sésamo negro

En otros bols mezclar los ingredientes líquidos:
  • 4 cucharadas aceite de coco (o manteca derretida)
  • 1 ½ cucharada miel

 Agregar los ingredientes líquidos a los secos hasta obtener una mezcla arenosa.

(2) Preparar la masa:

Cernir y reservar:
  • 300 gr (2 1/2 tazas) harina integral
  • 2 cucharitas polvo de hornear
  • 2 cucharitas canela en polvo
  • Pizca de sal
Mezclar
  • 4 huevos
  • 2/3 taza aceite oliva virgen extra
  • 1 taza azúcar rubia
  • 2 cucharitas extracto de vainilla
  • 3 (220 gr) zanahorias ralladas
  • 2 (200 gr) manzanas verdes peladas ralladas
  • 100 gr almendras fileteadas (o nueces picadas)
  • 100 gr pasas de uva blancas
  • 50 gr coco rallado


Agregar la harina cernida y mezclar solamente hasta unir – no batir demasiado.

Poner en moldes individuales aceitados (pueden ser con pirotines):  12/14 grandes o 24 chicos .
Cubrir cada uno con un poco de la cobertura.

Hornear por 20 – 25 minutos (hasta que un pincho insertado en el medio salga limpio).
Se conservan bien por varios días.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario