miércoles, 17 de octubre de 2012

Noaj - Zapallitos rellenos



El relato del Diluvio siempre nos despierta emociones conflictivas. Comienza con la descripción de la logística previa a la destrucción, la construcción del arca y la selección de las parejas que se salvaran. Seguido del largo navegar y espera mientras la vida es borrada de la faz de la tierra. Y por último el desenlace donde se sientan las bases naturales y morales para un nuevo orden universal.

El comentario del Etz Chayim, hace referencia al midrash Bereshit Rabá, según el cual Noaj se resistía a descender del arca porque temía que sus descendientes volvieran a corromper el mundo y trajeran sobre sí mismos otra destrucción; y solo lo hace cuando se le ordena y se le promete que no volverá a suceder:
“Y dijo el Eterno para sí: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; pues el impulso del corazón del hombre es malo desde su mocedad; y no tornaré más a herir a todo ser vivo, como hice.” (Bereshit 8:21)
“Mientras duren los días de la tierra,
siembra y siega,
frío y calor,
verano e invierno,
día y noche,
no cesarán.”         (Bereshit 8:22)
Primero se disculpa con la tierra, luego profetiza en forma poética que esto no volverá a suceder, y solamente después bendice a Noaj y su familia con descendencia.
El temor de Noaj no era infundado, pero la Torá le dá un consuelo: el hombre no es malo de nacimiento; solo desde la responsabilidad de la adolescencia podemos hablar de malos o buenos. Es por eso que para la tradición los niños pueden ser obedientes o desobedientes y la responsabilidad moral comienza desde la Bar/Bat Mitzvah. En palabras simples: no hay que temer Noaj; protejalos y dedíquese a educar!


En honor a Noaj y su maravillosa arca, compartimos esta receta familiar de zapallitos rellenos. La cáscara de los zapallitos, como el arca, protege el relleno y juntos se transforman en una buena comida.

Hace un año: Risoto


Zapallitos rellenos

4 – 6 porciones

Calentar el horno a 180ºC

Cáscaras / Arcas de zapallito (se puede usar zucchini)

Lavar bien para sacar la tierra, cortar al medio y ahuecar los zapallitos usando una cucharita (puede ser una cucharita de hacer bolitas).  Cuidar de no romper la cáscara.
Reservar la pulpa.


6 zapallitos de tronco
Poner las cáscaras de los zapallitos en una fuente de vidrio. Tapar y cocinar en el microondas 6 minutos.
O también se pueden cocinar en agua hirviendo por 1 minuto.

Retirar las cáscaras de los zapallitos y enfriar dados vuelta.

Relleno:

Picar en el procesador y reservar
La pulpa de los zapallitos (y si se rompió alguno la cáscara)


Picar y saltear en una sartén grande

1 cebolla blanca o 2 cebollas de verdeo
2 cucharadas aceite oliva


Agregar


La pulpa de los zapallitos picada 

Cocinar 5 – 10 minutos hasta que la verdura esté cocida y se haya consumido el líquido de los zapallitos.


Agregar y revolver bien
(el queso junto con el perejil se pueden picar en el procesador)

2 huevos batidos
½ taza perejil picado
½ taza pasas uva (opcional)
½ taza queso dambo, fontina o gouda rallado
Pimienta


Poner los zapallitos en una fuente de horno y rellenar los zapallitos con esta mezcla. Si les sobra relleno, poner en moldes individuales aceitados.

Espolvorear con

3 cucharadas de queso parmesano rallado


Hornear en horno fuerte (180ºC) 20 – 25 minutos, hasta dorar.
Se pueden servir calientes o tibios.
Se pueden hacer con anticipación y re-calentar antes de servir.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario