miércoles, 24 de octubre de 2012

Lej Lejá - Mousse de chocolate para el alma y oliva para la paz

Esta Parashá nos cuenta el nacimiento de nuestra familia: los hijos de Abraham. La historia familiar comienza con el drama de la esterilidad de Sarah, quien le pide al patriarca que tome a su acompañante Hagar para que los bendiga con descendencia. De esta unión nace Ishmael, primogénito de Abraham. En la misma parashá encontramos el milagro que le permite concebir a Sarah y el nacimiento de Isaac.

Este relato nos une en una misma familia a los hijos de Israel con los hijos de Ishmael, de quienes descienden los árabes de hoy en día.
Y en cuanto a Ismael, he oído (tu súplica): He aquí que lo he bendecido y le haré fructificar y lo multiplicaré en gran manera: doce príncipes engendrará y de él haré una gran nación.  (Bereshit 17:20)
Y mi alianza estableceré con Isaac que Sarah parirá para ti en este tiempo determinado, el año próximo.  (Bereshit 17:21)
Esta semana leímos el Editorial del Semanario Hebreo con preocupación y tristeza, sobre otra escalada más del conflicto entre algunos grupos extremistas judíos con sus vecinos en la Margen Occidental del Jordán (Cisjordania), donde se estima que hay 10 millones de olivos. Hace más de una semana comenzó la época de la cosecha y los campos en los que lucen estos antiguos árboles, estan de fiesta.
Pero hay también quienes quieren arruinarla. En algunas zonas de especial fricción, los palestinos denunciaron que elementos extremistas entre los colonos les atacaron durante la cosecha, robaron la producción e inclusive arrancaron olivares de raíz.  (Artículo completo en:  Ana Jerosolimksy "La Guerra de los Olivos" )

Si bien la leyenda del nacimiento de ambas naciones, es dramático y conflictivo desde un inicio, nos resistimos a eternizarlo en nuestro tiempo. Por eso, proponemos un rico postre con chocolate para el alma y mucho aceite de oliva, para la paz!!

Hace un año:Ensalada de la tierra - para recorrerla


Mousse de chocolate a la oliva

El agregado de aceite de oliva a este mousse le da una textura y sabor especiales. Usar aceite de oliva extra virgen, con baja acidez, y preferentemente un aceite procesado cerca de donde vivimos. El aceite de oliva es un "exprimido de fruta" y como tal es mejor cuanto menos tiempo pasó entre su procesado y consumo.

Huevos: esta receta usa huevos frescos sin cocinar lo que requiere tener especial cuidado. Mantener los huevos en la heladera hasta el momento de usar. Lavarlos antes de romperlos para evitar que cualquier suciedad caiga en el merengue. Mantener el mousse siempre en la heladera y servir justo antes de comer. Esta receta no es apropiada para una mesa buffet donde corre el riesgo de estar a temperatura ambiente.

Derretir a baño maría o en microondas en potencia media, cuidando de no calentar mucho el chocolate
200 grs. Chocolate amargo de buena calidad
Batir a nieve hasta que formen picos firmes, incorporando de a poco el azúcar y reservar.6 claras
5 cucharadas azúcar
Al chocolate ya derretido agregar batiendo:6 yemas
6 cucharadas (90 ml) aceite de oliva Picual
2 cucharadas (30 ml) de licor a gusto (Cointreau, Tía María, menta)
Incorporar la mezcla del chocolate a las claras a nieve.

Repartir en 10 recipientes chicos.

Enfriar por lo menos 12 horas y servir bien frío.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario