miércoles, 30 de enero de 2013

Itró - cocinando sin cuchillo

Al inicio de esta parashá encontramos a Itró, el suegro de Moisés, el sacerdote midianita, como consejero de Moshé ayudándolo a fundar nuestro primer sistema judicial. Pero la parte central de esta lectura son las Aseret Hadibrot (comunmente conocidas como los diez mandamientos).

Siempre me llamó la atención que una de las pocas Parashot que toma como nombre el de alguien que no pertenece a la tribu, es justamente LA parashá en la cual se relata la entrega de la Torá. Más aún, se trata de un sacerdote de Midián. Es como si la tradición quisiera enseñarnos desde un comienzo que la creación es solo una.

Y casi al final encontramos la siguiente enseñanza:
"Cuando construyas un altar de piedra, no lo construyas de piedra tallada. No la profanes con la espada que has levantado" (Shemot/Éxodo 20:22)
Al final de la Edad de Bronce nos advierte: "el metal ni lo acerques a lo sagrado". Lo entendemos claramente: poder y conquista no deben confundirse con acercarse a lo más elevado.

Es así que escribimos nuestro sefer Torá con plumas de ganso y no con plumas de acero; el agua ritual de nuestra Mikvá no debe pasar por caños de metal para que sea Kasher (como la de Bait Jadash de la NCI); al final de nuestra comida, y antes de bendecir, retiramos los cuchillos de la mesa.

Aquello que usamos para defendernos o para someter al otro, no debe formar parte de nuestro culto.

Y como la cocina es para nosotros "casi" un culto, esta semana proponemos una receta que no requiere de cuchillos ni espadas, aunque también se trate de papas como el año pasado.

Hace un año: un banquete con Kugel de Papa a la Suiza



Papas aplastadas

Adaptado de Francis Mallmann
En la receta original las papas se doran en una sartén o a la plancha. Yo uso el horno que me resulta mucho más práctico.


4 - 6 porciones

Calentar el horno bien fuerte.

Poner en una olla, cubrir con agua fría, y hervir hasta que estén blandas (pero no desechas).  20 - 30 minutos dependiendo del tamaño.
Probar pinchando con un cuchillo filoso.
1 kg papas chicas o medianas enteras con cáscara


Colar las papas.
Ponerlas cada una (con cuidado para no quemarse) sobre una tabla, cubrirlas con papel manteca/film y un repasador y aplastarlas con la mano.
Levantar el repasador, retirar el papel y con una espátula pasar las papas aplastadas a una asadera grande aceitada (sin amontonar).   
No preocuparse si se deshacen un poco.


Rociar las papas con3- 4 cucharadas aceite oliva virgen extra
Sal
Pimienta negra recién molida


Hornear en horno fuerte hasta que estén doradas y crujientes.  30 minutos.


Papines recién aplastados listos para la asadera

Papa mediana aplastada

Papas medianas aplastadas y al horno  tostadaa y crujientes

1 comentario:

  1. El Rav Ariel nos enseña ¿POR QUE ITRO ?
    http://www.tumeser.com/-/component/content/article/51-la-colunma-del-rab-ariel-actual/1400-aconsejando-de-la-forma-adecuada

    ResponderEliminar