miércoles, 12 de diciembre de 2012

Miketz - latkes no tradicionales


Durante la parashá de esta semana vemos cómo Iosef (luego de interpretar exitosamente los sueños del Faraón) pasa a ser un personaje importante en el reino de Egipto. Iosef toma un nombre egipcio, se casa con la hija del sacerdote Potifera, y tiene dos hijos cuyos nombres reflejan su nueva situación:
Y llamó José al primogénito Menashé, "porque Dios me ha hecho olvidar todas mis penas, y toda la casa de mi padre".  Y nombró al segundo Efraím, "porque, Dios me ha hecho fructificar en la tierra de mi aflicción" (Génesis / Bereshit.  41: 51-52)
A Iosef le va bien en su nueva tierra. Olvida a sus hermanos, a su padre (que sigue pensando que está muerto) y los sueños de su pueblo.  Pero, cuando sus hermanos viajan a Egipto en busca de comida, se produce el re-encuentro de Iosef con su familia y sus orígenes.

Esta parashá coincide con la celebración de Januca.  y el  Rabino Pinhas Peli (z”l) comenta sobre la relación de la parashá con la festividad:
Más de mil años más tarde [de esta parashá] todo el aceite en el Templo de Jerusalem resulta contaminado por una cultura extranjera (la cultura Helénica a diferencia de la Egipcia).  Los gobernantes de la época, prácticamente olvidan sus sueños de judaísmo. Pero una serie de eventos, que comienzan con la acción de un hombre en la aldea de Modiin, lleva a un retorno del judaísmo y una nueva dedicación del Templo.  Esto es lo que festejamos en Januca, la misma semana en que leemos la historia de Iosef, el primer judío asimilado que retorna a su pueblo.

Latkes de papa con salmón
La creatividad culinaria de nuestra tradición asocia el aceite del templo con comidas fritas (lo que sea para comer algo rico), así que hicimos: latkes!

Estos latkes no son la receta de la abuela Sara ni de la abuela Margarita. Usa papa pre-cocida que permite hacer la mezcla con anticipación (la papa no se pone negra) e incluye cáscara de papa, cebolla de verdeo y hierbas (por si alguien llega a insinuar que los latkes no son "sanos"!) La receta no es de las abuelas, pero ellas estuvieron presentes en nuestra mesa de Jánuca. Porque, a diferencia de Iosef, incorporamos ideas y costumbres nuevas, pero no las olvidamos.


Hace un año: Ensalada con pistachos - para dar

Latkes de papa no tradicionales

Inspirado en Craig Stoll /Delfina, San Francisco.


Un día antes:
Lavar bien, poner en una olla y tapar con agua fría
1 kg de papas
Llevar a hervor y hervir tapado por 5 minutos. Colar, enfriar y guardar en la heladera.


Al otro día:
Prender el horno a 250°C
Rallar con rallador grueso

Las papas pre-hervidas y frías (con cáscara)
Agregar y mezclar bien
3 huevos
2 cebollas de verdeo picadas (1/2 taza)
1 cucharada hierbas frescas picadas (perejil, ajo chino, cilantro, etc)
½ taza harina
1 cucharita sal
Pimienta negra molida

Calentar un sartén de fondo grueso 

2 - 3 cucharadas aceite oliva virgen extra
Tomar 1 cucharada de la mezcla de papa y darle forma de un disco redondo chato.

Poner 3 – 4 latkes en el aceite caliente y freír 3 – 4 minutos de cada lado.

Retirar y escurrir sobre una asadera de horno forrada con papel absorbente.
Mantener en el horno caliente hasta el momento de servir.

Servir con queso crema y salmón.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario