lunes, 28 de noviembre de 2011

Vaietzé

En la parashá de esta semana vemos las cualidades de nuestro patriarca Iaakov como cabañero –criador y mejorador de ganado. Como pago por su trabajo, Laban le da a Iaakov ovejas y cabras con manchas, rayas y lunares, que Iaakov cría y transforma en un gran rebaño.

Cabras y ovejas en el desierto; me hizo acordar a los “iaelim” (íbice, cabra montés autóctonos del Neguev) vecinos (y tocayos) que visitan a Iael en su casa en Sdé Boker. No tienen manchas ni rayas, así que deben ser de los que le quedaron a Laban. Las cabras con manchas son las que crían en sus rebaños los beduinos para usar su leche, queso, lana – las de Iaakov?

Entre sueño y sueño, entre ángeles y soñadores, elegimos la concreta y sabrosa realidad del alimento y el abrigo que nos dan las cabras domesticadas, aunque sean manchadas o rayadas. Las cabras silvestres solo precisan que no las molestemos para poder seguir su vida lisamente y sin manchas!

Ensalada griega
4 porciones
Lavar y cortar en cubos chicos (o a la mitad si se usan tomates cherry)

5 tomates maduros ó 500 gr tomates cherry

Lavar, pelar (opcional) y cortar en cubos chicos
1 pepino

Desmenuzar

100 gr queso cabra
Mezclar las verduras con el queso.


Agregar

20 aceitunas negras (tipo griegas)
1 cucharita orégano seco
2 – 3 cucharadas aceite de oliva
Pimienta negra a gusto.

Dejar reposar fuera de la heladera por unos 10 minutos antes de servir acompañada de un buen pan (opcional).

1 comentario:

  1. Justo hoy me compre un queso bulgarit (tipo feta) de leche de oveja :)
    Después de saludar a los iaelim me voy a hacer una ensalada! besos!

    ResponderEliminar