jueves, 15 de enero de 2015

Vaera - puré multicolor

Esta semana leemos la segunda parashá del segundo libro de la Torá: la porción Vaerá del libro Éxodo (Shemot) que relata la salida de Egipto. En el texto nos encontramos con la descripción de las primeras 7 plagas que cayeron sobre Egipto para presionar al Faraón y lograr la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud.

De la lectura podemos concluir que se trata de una historia cardíaca:
7:3 Mas Yo endureceré el corazón del Faraón y multiplicaré mis señales y mis maravillas en la tierra de Egipto;  

7:13 Y se endureció el corazón del Faraón, de manera que no los escuchó, como había dicho el Eterno.  
7:14 Y dijo el Eterno a Moisés: El corazón del Faraón está pesado y rehusa enviar al pueblo. 

7:22 E hicieron de la misma manera los magos de Egipto con sus magias; y se endureció el corazón del Faraón, de modo que no los escucho, como lo había dicho el Eterno. 
7:23 Y el Faraón se volvió y se fue a su casa; y no dio importancia ni aun a esto en su corazón.  

8:11 Y vio el Faraón que hubo descanso, y endureció su corazón y no les escuchó, como lo había dicho el Eterno.  

8:15 Y dijeron los magos al Faraón: "Dedo de Dios es este". Mas se endureció el corazón del Faraón y no los escucho, como lo había dicho el Eterno. 

8:28 Y el Faraón endureció su corazón esta vez también, y no dejó ir al pueblo. 

9:7 Y mandó a ver el Faraón, y he aquí que no había muerto del ganado de los hijos de Israel ni uno. Pero se endureció el corazón del Faraón y no dejó ir al pueblo. 
9:12 Y el Eterno endureció el corazón del Faraón de modo que no les escuchó, como el Eterno lo había dicho a Moisés. 

9:34 Y cuando vio el Faraón que habían cesado la lluvia y el granizo y los truenos, volvió a pecar y endureció su corazón, así él como sus siervos. 
9:35 Y se endureció el corazón del Faraón y no dejó ir a los hijos de Israel, como el Eterno lo había dicho por medio de Moisés. 
Todo el conflicto parace estar centrado en el ENDURECIMIENTO del CORAZON. Es una historia tan triste y desgarradora, que hasta el día de hoy quitamos vino de nuestras copas para recordar que la liberaración fué precedida por estas plagas.

Esta semana proponemos cambiar la historia. Nos imaginamos a Moshé y Aarón realizando una demostración de magia delante del Faraón y, a continuación se le ABALANDA el CORAZON y deja salir al pueblo de Israel de Egipto. El mismo final felíz, pero con menos sufrimiento para todos: nos podríamos tomar toda la copa de vino en Pesaj!

 Nuestra receta para la semana es una comida blanda para la masticación y para el corazón:

Años anteriores:
Granita de frutas -  granizo: una plaga con aviso
Peras al vino blanco y menta - 4 copas de vino en la mesa de Pésaj



Puré multicolor
4 porciones

Lavar, cortar en trozos de 5 cm y poner en una olla

  • 2 zanahorias medianas (pelada) 1/2 por persona
  • 4 papas medianas (sin pelar) 1 por persona


Cubrir con agua, llevar a hevor y cocinar tapada por 15 minutos - hasta que las verduras estén blandas  pero que la  papa no se deshaga.

Volcar el agua caliente dejando las verduras en la olla - con cuidado para no quemarse.

Agregar
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (crema doble o manteca)
Revolver bien deshaciendo un poco las verduras con un pisa papa o tenedor, hasta obtener un puré rústico.

Agregar
  • 1 taza de hojas de verdes - yo usé berro, pero pueden ser espinaca tierna o rúcula
  • 1/2 taza de aceitunas negras picadas
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • pimienta negra recién molida
  • 1 cebolla de verdeo picada
  • 1 chile rojo picado
 Mezclar bien, y tenemos un puré multicolor y divertido.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario