miércoles, 17 de abril de 2013

Kedoshim - Arroz con Pollo javanés (para 100)

Esta semana volvemos a leer dos lecturas juntas: Ajarei Mot (que describe las leyes del duelo) y Kedoshim (que nos indica el camino para ser únicos)

La Parashá contiene unas 50 de las 613 mitzvot (obligaciones), y a primera vista parece una típica lectura llena de reglas: un poco de Shabat, respeto a los padres, algo de reglas agrícolas, preocupación por el prójimo y otras que hemos integrado permanentemente en la cultura. Pero, como nos enseña Avraham Burg en su comentario "Very Near to You", el tema central es que la Santidad (o ser único o elegido) no es algo que recibimos como regalo del Eterno: no somos Santos o Elegidos en forma automática. Nadie es Santo (y ninguna nación es Elegida o superior a ninguna otra). Ser el pueblo elegido, no nos exime del esfuerzo espiritual. Por el contrario, es un desafío constante y un esfuerzo sin fin de cada individuo y de cada comunidad por mejorar nuestro ser, teniendo como ejemplo al "standard" más elevado y más cercano a la perfección que conocemos.
"Y habló el Eterno a Moshé, diciendo: Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: Seréis santos, porque Yo, el Eterno, vuestro Dios, soy santo." (Levitico-Vaikrá 19:1-2)
Parashat Kedoshim nos inspira a tomar en nuestras propias manos la tarea de ser cada vez mejores, y hacer el mundo un lugar distinto y único. Porque una vida única, llena de santidad y en la que nos sentimos especiales, no viene preparada y servida en una fuente: la elegimos y construimos con las propias manos.

Por eso, elegimos para hoy una receta que nos permite elegir los mejores ingredientes, en el orden y proporciones que deseamos, para unir sabores, texturas y colores para cada vez preparar un plato único.

Además, como esta es la semana NUMERO 100 de MatkonHashavua, proponemos esta receta para armar un gran buffet en el cual puedan servirse 100 personas diferentes, y a la vez cada cual tenga su plato UNICO y PERFECTO.




 

 Arroz con pollo para elegir

Adaptado de “Almuerzo al estilo javanés” del Instituto Crandon
Consta de varios ingredientes que cada invitado se sirve por sí mismo eligiendo lo que más le gusta y en el orden que prefiere.

6 porciones

Ingredientes para armar el plato:

Arroz al horno
Cubitos de pechuga de pollo
Salsa de pollo
Cebolla de verdeo picada
Puerro rebanado fino
Apio picado fino
Cubitos de muslo de pollo
Ananá fresco en cubos chicos
Tomate finamente rebanado
Almendras fileteadas tostadas
Coco rallado


Pollo hervido

Se puede preparar con anticipación.
Llevar a hervor en una olla grande
2 zanahorias
2 cebollas
Ramo de hojas de apio
Ramo de perejil
Cabeza de ajo
Sal
Pimienta en grano
6 tazas agua

Agregar
1 pollo cortado en 4

Llevar a hervor y cocinar tapado a fuego bien bajo hasta que el pollo esté cocido – 30 – 40 minutos.
Dejar enfriar. (si hay tiempo y no estamos apurados)
Retirar el pollo y reservar.
Colar el caldo y llevar al congelador para retirar la gordura que se solidifica sobre el caldo.
Guardar el caldo para usar en la preparación del arroz y la salsa.
Opcional: guardar la gordura del caldo para usar en la salsa de pollo.

Arroz al horno

Calentar el horno a 240°C
Calentar en una sartén
2 cucharadas aceite oliva virgen extra

Agregar y saltear hasta que los granos euden opacos

2 tazas de arroz

Poner el arroz en una fuente de horno alargada y profunda.

Calentar y agregar a la fuente con el arroz

4 tazas del caldo de pollo

Cocinar tapado en horno moderado por 25 minutos, removiendo cada tanto con un tenedor.
Se puede servir frío o caliente.


Salsa de pollo


Mezclar en una olla
4 cucharadas aceite oliva virgen extra (también se puede usar la gordura del caldo de pollo)
4 cucharadas harina

Agregar
2 tazas del caldo de pollo

Revolver bien y cocinar a fuego bajo por 5 – 7 minutos hasta que la salsa espese y la harina se cocine bien.



1 comentario: