martes, 15 de noviembre de 2016

Vaiera - remolachas asadas con azafrán y almendras

Esta semana leemos Vaierá: "Y se apareció". Al principio de esta parashá Dios se aparece a Abraham y este encuentro se interrumpe al acercarse tres visitantes (que luego resultan ser ángeles).
Abraham los recibe ofreciendoles descanso, bebida y comida. (la receta de la jalá con la que los convida está acá)
La escena comienza con Abraham en un nivel más bajo que sus invitados (sentado) y termina con Abraham un poco más alto que los ángeles (de pie).
Y se le apareció el Eterno junto a Eloné Mamré, y él (Abraham) estaba sentado a la puerta de su tienda, al calor del día. Y alzó sus ojos ....
y él quedó de pie, sobre ellos,
Los rabinos consideran esto una muestra de ascenso espiritual, resultante de la hospitalidad que Abraham muestra con extraños (hajnasat orjim), una mitzvá que el Talmud dice que es "más importante que dar la bienvenida a la presencia divina."  Recibir invitados nos eleva. Entonces nos preguntamos: ¿Qué podemos hacer para recibir invitados para que se sientan como ángeles?  
Remolachas y almendras sobre el aderezo con azafrán

La receta de esta semana es otra de las recetas fantásticas de Ottolenghi. La combinación de sabores, colores y texturas queda espectacular. La hice aprovechando las remolachas de la canasta de PuroOrgánico, azafrán español y albahaca del jardín. La probamos en casa en una cena de entre semana y decidimos que teníamos que compartir esta receta Divina - como Abraham con sus visitantes.

Ensalada de remolachas asadas con azafrán y almendras
Adaptado de Yotam Ottolenghi   
Calentar el horno a 200°C

Paso 1: En una asadera de horno poner
1 kg de remolachas enteras y con cáscara (dejando un poc de los cabos de los tallos)
1 cabeza de ajo entera a la que le cortamos la parte de arriba

Rociar con aceite de oliva.
Tapar con papel aluminio, apretando en los  bordes para que quede hermético.

Hornear por 1 hora, hasta que las remolachas estén blandas.
Retirar del horno y dejar enfriar.  Se pueden guardar de un día para el otro en la heladera.

Paso 2: Preparar el aderezo:

Poner a remojar
1 cucharada agua hirviendo
1 cucharita hebras de azafrán

En un bols chico mezclar
La pulpa de la cabeza de ajo (apretar los dientes de ajo hasta que sale la pulpa asada)
El azafrán con su agua de remojo
Jugo de medio limón
Ralladura de media naranja
½ taza yogurt natural (sin azúcar ni edulcorante)
Pizca de sal

Paso 3: Preparar las almendras

En un sartén chico calentar
1 cucharada aceite oliva

Agregar y tostar revolviendo
⅓ taza almendras fileteadas

Agregar
¼ cucharita pimienta cayena

Agregar
Jugo de ½ naranja

Dejar sobre el fuego revolviendo hasta que el jugo se evapora.

Paso 4: Armar la ensalada:

En una fuente o plato hondo poner el aderezo de azafrán
Poner por encima las remolachas peladas y cortadas en cubos (sin tapar del todo el aderezo)
Espolvorear con las almendras tostadas
Espolvorear con hojas de albahaca picada



No hay comentarios.:

Publicar un comentario